El análisis Argentina-Holanda

La semifinal jugada en Sao Paulo terminó siendo uno de los peores partidos del Mundial con dos equipos muy cautelosos

Argentina venció 4-2 a Holanda en ronda de penales.
Argentina venció 4-2 a Holanda en ronda de penales. (Cortesía FIFA)

SAO PAULO, Brasil

La selección de Argentina avanzó a la gran final de Brasil 2014 al vencer en tanda de penales a la selección de Holanda en la Arena Corinthians ante más de 63 mil aficionados con un clima muy frio y lluvia.

Los argentinos hicieron valer su condición defensiva para contener los embates de Robben y Van Persie que fueron anulados durante todo el partido. Argentina ahora enfrentará a Alemania el día 13 de Julio, en el estadio Maracaná, en Rio de Janeiro, en lo que será la tercera final en la historia para ambas escuadras ya que se enfrentaron en 1986 y 1990 por el titulo mundial.

Primer Tiempo

Van Gaal mandó al campo un 5-3-2. Cillessen, en el arco; Martins Indi, De Vrij y Vlaar, en la línea de tres centrales; Kuyt, carrilero derecho; Blind, carrilero izquierdo; De Jiong, Sneijder y Wijnaldum, triple pivote en el centro del campo con Robben y Van Persie en punta.

Sabella, como todo el Mundial, 4-2-2. Romero, en el arco; Zabaleta, Demichellis, Garay y Rojo, en la zaga; Mascherano y Biglia, en la contención; Lavezzi, volante en amplitud por izquierda y, por derecha, Enzo Perez; adelante, Messi e Higuain.

Los primeros 45 minutos fueron de estudio, ninguno se abrió, ninguno atacó, ambos jugaron con mucho cuidado de no cometer errores. Pareciera que lo que le pasó a Brasil un día antes, sirvió de ejemplo a los equipos para jugar lo más cautelosos posible.

Argentina tuvo un poco más la pelota, 53 por ciento. Mientras que Holanda tuvo el 47 restante. Los equipos de Van Gaal gustan de tener la pelota, y hoy estuvo muy lejos de tomar el control y la iniciativa del juego.

Argentina solo disparó tres veces al arco de Holanda, completando solo un disparo que iba a portería. Los holandeses solo tiraron una vez y se fue desviado de la portería de Romero. Argentina tuvo tres corners por uno de Holanda. Números muy raquíticos para un partido que pintaba para más.

Segundo Tempo

Para el segundo tiempo, Van Gaal cambió a Martins Indi por Janmaat. El tecnico holandés hizo varios ajustes: Kuyt pasó a ser carrilero por derecha, Blind de carrilero por izquierda a central izquierdo y Janmaat se fue de carrilero derecho. Y las cosas no cambiaron mucho.

Messi no aparecía, Robben tampoco. Creo que la lluvia pudo afectar en algo en la cuestión técnica, porque el manejo de la pelota fue muy deficiente. Intercambiaron la posesión de la pelota 384 veces. Un partido de lo más penoso.

Clasie entró por De Jong y todo siguió igual. Un día antes había visto a los alemanes mostrar la esencia más pura de cómo manejar la pelota verticalmente, con profundidad y meterle siete goles a Brasil, llegamos al estadio con ganas de ver futbol y no pudimos ver gran cosa desafortunadamente.

Ha sido uno de los peores partidos de este mundial. Hasta que al minuto 84, Marcos Rojo se animó de larga distancia y Cillessen atajó sin problema. Holanda no tenía prisa, tampoco los argentinos. Sabella mandaba a la cancha a Palacio por Rojo y Kun Aguero por Higuain y todo siguió igual.

En el cierre final del partido, Mascherano se barrió como héroe al minuto 90 en un disparo de Robben, el jugadpr del Barcelona mandó la pelota a tiro de esquina. Los 90 minutos terminaron y nos fuimos a tiempos extras.

Primer Tiempo Extra

Más de lo mismo. Intercambios de balones, pases errados, defensa, defensa y más defensa. Toques del balón a donde no había receptor. Un caos. Cero futbol. Sneijder solo completó el 62 por ciento de sus pases; Van Persie, el 50 por ciento; Lavezzi, el 57 por ciento, y Messi, el 70 por ciento de pases acertados. Números muy bajos.

Messi, en todo el partido, solo hizo un tiro al arco y Robben apenas disparó en dos ocasiones hasta ese momento. Se terminó el primer tiempo extra sin pena ni gloria. Holanda tenía un poco más la posesión de la pelota pero no podría taladrar a la defensiva argentina. Terrible calidad.

Van Gaal decidió meter a Huntelaar por Van Persie y no cambió gran cosa el ataque holandés.

Segundo Tiempo Extra

Entró Maxi Rodríguez por Lavezzi al finalizar el primer tiempo extra. El partido tomó otro tinte cuando Rodrigo Palacio tuvo una oportunidad de oro para marcar, pero se decidió por sacar un remate de cabeza muy debil a las manos de Cillessen. Más adelante, Maxi Rodríguez de aire prendió un centro de Messi y mandó de nueva cuenta el tiro a las manos del arquero holandés. Mascherano fue el mejor argentino en la cancha, todo lo que hizo fue preciso. Holanda también quería marcar y Kuyt mandó un cañonazo que la defensiva argentina rechazó. Los mejores momentos de este partido se vivieron en esta segunda tanda de tiempos extras.

Argentina está en la final, venció cuatro a dos a los holandeses en serie de penaltis.