La emoción de una final argentina

La catarsis de emociones que el pueblo argentino vivió cuando Maxi Rodríguez anotó el penal que envió a Argentina a la final de la Copa del Mundo

Ciudad de México

El duelo de semifinales entre Argentina y Holanda acumuló muchas emociones entre los aficionados del país sudamericano, mismas que fueron expulsadas de distintas formas al momento en que Maxi Rodríguez anotara el penal definitivo que puso a la albiceleste en la antesala de su tercer campeonato intercontinental.

En la casa, restaurantes, plazas o en el estadio de Sao Paulo, un video muestra las múltiples reacciones del pueblo argentino durante la tanda de penales contra el combinado holandés; llantos de alegría, abrazos, sonrisas e incluso chapuzones en la alberca, fueron las distintas formas de reacción que tuvieron los argentinos al decretarse el final del juego.