El análisis del Alemania- Francia

Francia no pudo frenar a los alemanes a pesar de contar con una maquinaria ofesniva muy agresiva y quedó eliminada de Brasil 2014

Patrice Evra y Thomas Mueller peleando el balón en el aire
Patrice Evra y Thomas Mueller peleando el balón en el aire (Reuters)

Enviado, Río de Janeiro

Alemania le ganó un gol a cero a su similar de Francia para avanzar a las semifinales del Mundial de Brasil 2014. El partido fue celebrado en estadio Maracaná, ante 74 mil aficionados.

Alemania tuvo en su defensa la mejor parte colectiva de su equipo. Neuer fue la figura de los alemanes haciendo dos atajadas notables.

Primer Tiempo

Ambas escuadras salieron con una formación idéntica, 4-3-3. Los alemanes sorprendieron al usar a Philip Lahm como lateral derecho. Esta es la primera ocasión en que juega en esa posición durante esta copa. Metersacker un titular indiscutible, fue a la banca y su lugar lo ocupó Hummels.

Por Francia, salieron sus mejores once. Varane y Sakho en la central; Debuchy y Evra, en las laterales; Cabaye, en la contención; Matuidi, interior izquierdo; y Pogba por derecha. Tres delanteros, Griezmann, Benzema, de 9, y Valbuena como extremo izquierdo.

El partido comenzó con una presión notable de los franceses que asfixiaba a los alemanes. El cuadro de Deschamps salió agresivo desde el inicio, recuperaba pronto y atacaba profundo, pero sin generar peligro claro de gol.

Alemania intentaba una circulación más estrecha y precisa en el medio, por eso utilizó a Schweinsteiger como contención, Khedira era interior derecho y Kroos jugaba cargado a la izquierda. Sus tres delanteros eran Ozil, por derecha; Klose, de punta con Muller por izquierda. Hasta qué llego el gol alemán mediante un centro de Kroos que remató contundentemente al arco de Lloris para adelantarse en el marcador.

De ahí en adelante, los teutones manejaron la pelota fiel a su estilo; con el principio básico de ir siempre verticalmente buscando el arco rival. Kroos buscaba ser el orquestador y muchas veces lo veía arrancar detrás de los dos delanteros.

Ozil, con su cadencia y buenos movimientos, ganaba la partida cuando encaraba a Debuchy. Francia no tenía respuesta para apretar el partido, parecía que el gol los había noqueado hasta que Griezmann se tiró por izquierda y metió un centro endiablado que Neuer le alcanzó a tapar a Valbuena y, de paso, robarle el empate a los franceses.

Benzema, en otra, recortó hacia adentro para disparar, pero el tiro salió a las manos de Neuer. Francia buscaba el error alemán y aprovechar el espacio largo ya que Alemania adelantaba mucho a sus líneas. No pasó gran cosa porque para vencer a Neuer se necesitaba más que eso. El partido termino 1-0 favor los alemanes.

Segundo Tiempo

La segunda parte arrancó de la misma forma: Alemania manejando el balón a merced y Francia buscando entrar con pelotas largas, contragolpes o pases filtrado.

Se veía que Francia intentaba, pero le costaba mucho. Lahm se atrevió a subir por el costado derecho y aparecía una nueva alternativa de ataque para los alemanes. La defensa alemana se comportaba muy sólida y segura en el escalonamiento. Muy precisos en los cortes defensivos y en la disputa de la pelota.

Schweinsteiger aparecía como otro central y ayudaba a la marca. Francia, poco a poco, se hacía de la pelota por que el tiempo se le agotaba, atacaba mucho por la banda izquierda con Matuidi, pero no podía terminar ninguna jugada en peligro de gol.

El partido en los minutos posteriores al dominio territorial francés comenzó a trabarse en el medio campo. Schuerrle entró por Klose. El jugador del Chelsea ocupó la banda derecha, Muller pasó a ser el centro delantero y Ozil continuaba por izquierda.

Y es que el técnico alemán buscaba darle refresco y profundidad a los suyos con la entrada de Schuerrle. Por Francia, entraba Koscielny por Sakho, central por central, hombre por hombre. Después, Remy entró por Cabaye.

Francia se quedó sin contención fijo para darle a Remy la banda derecha, abierto como extremo. Pogba y Matuidi hacían un doble escudo en el medio para formar un 4-2-4.

Evra se lanzaba al ataque desde la lateral izquierda profundo, intentaba centrar pero no podían asustar Neuer. Deschamps mandó toda la carne al asador, prefirió delanteros que volantes y eso le dio a Alemania varias oportunidades para matar en el contra golpe. Muller abanicó el pase de Ozil y Schuerrle llegó de atrás disparando raso para que Lloris detuviera el segundo alemán.

Faltando pocos minutos, entraron Goetze por Ozil y Giroud por Valbuena. Ambos disponían de lo mejor que tenían en la banca. Alemania volvió a tener el segundo con Schuerrle y, de nueva cuenta, estrelló el disparo a quema ropa en un defensor. Los alemanes contragolpeaban a merced. Los franceses se veían sin piernas para detener las contras alemanas. Aún así, en el último minuto de juego, Benzema hizo una jugada individual dentro del área que Neuer atajó a una sola mano. La atajada fue espectacular. Creo que Deschamps, en ese deseo de ir al frente a buscar el empate, desordenó a su medio campo y perdió solidez, volumen y manejo de la pelota en el momento en el que mejor jugaban, le regaló el espacio a Alemania para contra golpear.

Alemania avanza a semifinales una vez más en su historia en los mundiales y deja fuera a una Francia ansiosa sin efectividad al ataque a pesar de tener cuatro delanteros.