Triunfo histórico

La pareja mexicana de Juan Virgen y Lombardo Ontiveros rompió el pronóstico al vencer en tres sets los brasileños Vitor y Alvaro para quedarse con la primera medalla de oro en voleibol de playa panamericano

Los mexicanos celebran la victoria
Los mexicanos celebran la victoria (Carlos Contreras Legaspi)

TORONTO, Canadá

La medalla de oro número 15 para México fue, sin duda, una de las más celebradas en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 pues la dupla mexicana de Juan Virgen y Lombardo Ontiveros sorprendió al vencer a Brasil en la final de voleibol de playa.

Con cerca de 5 mil personas en un estadio repleto los nacionales se levantaron de un primer set donde fueron dominados por Vitor Araujo y Alvaro Magliano, quienes ganaron el primer set 21-18.

“Siempre cuesta saber que vienes de abajo, perder un set y ante un equipo muy fuerte. Dijimos, una más, hay que seguir luchando y se consiguió el segundo set y en el tercero comenzaron a salir las cosas y se consiguió el juego”, relató Virgen tras recibir la presea en el complejo panamericano.

El apoyo en la tribuna fue total para los mexicanos, además a de las autoridades de la CONADE y el COM, muchos atletas como la raquetbolista Paola Longoria se dieron cita para ver el encuentro, a pesar de que los brasileños era favoritos.

“Ya hemos perdido dos veces con ellos, fueron los que nos ganaron en el mundial para el pase al quinto lugar y nos ganaron ahora en la preeliminar en la fase de grupo pero gracias a Dios en la final les ganamos. Por eso peleamos hasta el punto 15, en el voleibol de playa te pueden dar la vuelta aunque lleves mucha ventaja ”, agregó Ontiveros tras el partido.

El sinaloense estuvo cerca de las lágrimas por la emoción, “Nunca se había dado una medalla de oro en Juegos Panamericanos, lo logramos, hemos venido rompiendo récords a nivel nacional y nivel internacional. Es increíble, no hay palabras, solo no dimos por perdido ningún punto, hasta el último”, dijo con la voz entrecortada.

A pesar de la importante victoria para sus carreras, ambos prefieren tomarse las cosas con calma pensando en los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro 2016, pues están conscientes de que esta y otras parejas brasileñas serán peligrosas dentro de un año, como la de Allison Ceruti y Emanuel Rego, quienes se coronaron en Guadalajara 2011 y son los actuales campeones del mundo.

“Queda mucha temporada, queda todo lo que resta del año y una buena parte del otro hay que seguir empujando, no es el primer equipo de Brasil que enfrentamos y siempre son difíciles. Para pensar en Juegos Olímpicos nos falta mucho”, agregó Ontiveros, aunque Juan Ramón, su compañero es un poco más optimista, “Nos dimos cuenta que hubo mucha gente pendiente de este juego, estamos muy agradecidos por esto y por su apoyo; claro que el sueño es estar en Juegos Olímpicos, pero ya de ahí s ir paso a paso, empujando para ir ganando y ganando”.

Para el nayarita, que estuvo al pendiente de las felicitaciones en las redes sociales y de todos los mexicanos que se dieron cita en las gradas para terminar cantando el “cielito lindo”, este escenario fue inmejorable, “el terreno de juego estuvo excelente, el estadio desde el primer día me sorprendió, se me hizo muy grande y hoy verlo lleno fue increíble”, finalizó.