Patada de oro le da la gloria panamericana a Saúl Gutiérrez

El taekwondoín venció al canadiense Maxime Potvin en la final de 68 kilogramos y le entregó a México una nueva medalla de oro en los Juegos Panamericanos.

Enviado / Toronto, Canadá

Una patada de tres puntos que conectó a la cabeza de su rival y en la instancia del punto de oro, fue lo que le dio la gloria a Saúl Gutiérrez en los Juegos Panamericanos de Toronto y con ello el taekwondoín ya se perfila como un fuerte candidato para clasificar a los Juegos Olímpicos de Brasil 2016.

En la final de  menos de 68 kilos, Saúl y el canadiense Maxime Potvin terminaron, después de los tres rounds reglamentarios, con un marcador de 3-3 y por ello se tuvo que definir el combate en el punto de oro donde el queretano conectó a la cabeza del local para así ganar el combate y colgarse esta dorada, la cual representó la decimocuarta para la delegación mexicana en esta justa continental.

“Me voy contento porque con esto me aproximo más hacía los Juegos Olímpicos. Desde que entré al tatami yo quería ganar esta medalla y lo vine trabajando round por round y el resultado se dio ya que hemos estado trabajando bien. El punto de oro siempre es como un volado ya que puede pasar cualquier cosa y en ese momento me tocó el volado a mí y gané”, declaró Gutiérrez.

Con este primer lugar en Toronto, Gutiérrez obtuvo 40 puntos para el ranking olímpico y con ello se metería dentro de los primeros cuatro.

“Voy por buen camino pero no me puedo relajar ya que en diciembre se hace este corte para definir a los primeros seis del ranking que clasifican a Olímpicos y ya falta poco, además hay competidores mexicanos que en esta categoría también buscan el pase, por lo que debo seguir trabajando bien como hasta ahora”, señaló el taekwondoín, quien en el pasado Mundial de Rusia, obtuvo la medalla de bronce.

Gutiérrez empezó en los cuartos de final su camino hacia la gloria panamericana tras haber pasado la primera ronda bye. En esa instancia se midió ante el colombiano Miguel Trejos a quien venció por 4-2, y ya en las semifinales dio cuenta del puertorriqueño Luis Colón por 5-2.

Por su parte, la taekwondoín mexicana, Paulina Armería, se tuvo que conformar con la plata tras perder la final de menos de 57 kilos ante la estadunidense Cheyenne Lewis por un marcador de 11-0.

Para este martes entrarán al tatami Victoria Heredia en menos de 67 kilos y René Lizárraga en menos de 80.