Partidos arreglados, para ganar apuestas

De acuerdo con un reportaje de el New York Times, algunos partidos previos al Mundial de Sudáfrica estuvieron arreglados para beneficiar a apostadores asiáticos.

Jugadores de Estados Unidos celebran
Jugadores de Estados Unidos celebran. Archivo (Reuters)

Ciudad de México

El negocio de las apuestas en el futbol provocó la integración en 2008 de un grupo de empresarios asiáticos y europeos que pagaron millones de dólares a árbitros, jugadores y entrenadores para arreglar partidos y beneficiarse de los resultados de los mismos, reveló un reportaje del New York Times.

De acuerdo con dos notas del New York Times -publicadas el 31 de mayo y el 1 de junio- la FIFA realizó una investigación de la que se desprenden dudas sobre la vulnerabilidad que pudieran tener los juegos de la Copa del Mundo de Brasil 2014.

En el reportaje se detalla que algunos partidos previos a la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010 fueron arreglados por este grupo de empresarios que creó una empresa llamada "Football 4U International" a través de la cual ofrecía a organizadores de torneos oficiales los servicios de cuerpos arbitrales, previamente sobornados con los que aseguraba los resultados de los juegos.

La investigación demuestra que para el juego de preparación de Sudáfrica contra Guatemala en el que el anfitrión del Mundial venció 5-0 a su adversario se le pagó una cantidad millonaria al árbitro del encuentro.

Los líderes del grupo de arregladores eran Wilson Raj Perumal y Tan Seet Eng, dos hombres de Singapur que aprendieron y expandieron la red de arreglo de juegos de futbol.

Perumal fue detenido en 2011 en Finlandia. En su interrogatorio reveló detalles de cómo funcionaba su organización con la que orquestaban los arreglos de partidos.

Dijo que ingresó al grupo internacional de arreglo de partidos en 2008 y que tenía socios chinos y europeos quienes proporcionaban dinero previamente lavado en casinos de Macao.

En el New York Times se señala al grupo de arregladores de juegos como una organización criminal, que de acuerdo con la policía europea sus miembros de Europa sobornaban a los árbitros, jugadores y entrenadores; mientras que los asiáticos les proporcionaban el acceso al "vasto y no regulado mercado de apuestas en Asia".

De acuerdo con el New York Times, Perumal confesó a través de un memorándum publicado en abril pasado que su grupo pagaba al árbitro (Mr. Chaibou) y a su cuerpo arbitral -que estuvieron en el partido entre Sudáfrica y Guatemala- entre 60 y 75 mil dólares por cada partido arreglado.

El New York Times cita un reporte de la FIFA en el que se concluye que "ese juego fue manipulado para efectos de fraude en apuestas".

Se detalla también del supuesto arreglo al partido previo al Mundial de Sudáfrica entre Estados Unidos y Australia, para el cual "Football 4U" ofreció proporcionar al cuerpo arbitral del encuentro.

Perumal permaneció en Sudáfrica hasta junio 30 de 2010, ya iniciado el torneo Mundial, donde intentó sobornar a un árbitro con 400 mil dólares para arreglar el resultado de un partido pero no accedió, de acuerdo con la información que la FIFA dio al New York Times.

Otros de los negocios orquestados por ese grupo de arregladores de partidos fue la organización de un extraño torneo de futbol en febrero de 2011.

"Invitaron a los equipos nacionales de Estonia, Bulgaria, Bolivia y Latvia a Antalya, Turquía. Los juegos del torneo eran jugados en estadios casi vacíos y no eran transmitidos en televisión; sin embargo, atrajeron millones en el mercado asiático de apuestas", se explica en el reportaje de NYT.

En el New York Times se detalla que este grupo encargado de arreglar los juegos surgió por el tío Frankie -un empresario indochino, que sabía que la expansión del futbol representaba muchas oportunidades para arreglar juegos de torneos internacionales e incluso la Copa del Mundo, sobornando jugadores y árbitros.

El tío Frankie enseñó el negocio a Wilson Raj Perumal y a Tan Seet Eng, quienes a principios de los 90 arreglaron más del 70 por ciento de los partidos de la liga de futbol de Malasia y Singapur, logrando que la liga colapsara.

Perumal y Tan se encuentran detenidos. El primero espera ser extraditado a Singapur; mientras que el segundo está en Singapur, pero podría no enfrentar un juico por estar en calidad de detenido por tiempo indefinido.

Un socio del grupo de arregladores de partidos reveló en una entrevista que aunque estén detenidos "ellos tienen gente nueva para hacer su trabajo.

El New York Times recuerda que la agencia de investigación de la policía europea dijo en 2013 que existían sospechas sobre que 680 juegos entre 2008 y 2011 estuvieron arreglados, incluidos los de clasificación a la Copa del Mundo y los de torneos y ligas europeas de mayor prestigio.

Para Brasil 2014, una vocera de la FIFA informó al New York Times que 12 agentes de investigación de la FIFA y de la Interpol estarán asignados a cada estadio para monitorear juegos con potencial a estar arreglados. Además un grupo de seguridad de 18 integrantes vigilará desde la FIFA en Zurich, Suiza, todo lo relacionado con posibles juegos arreglados, sobre todo, del tercero y último juego de la fase de grupos cuando un equipo es eliminado o califica a la siguiente fase.