La racha positiva de La Volpe

El entrenador argentino mantiene enfilada a su escuadra y con ella suma ocho partidos sin conocer la derrota; este sábado, los de Tuxtla se enfrentan al Atlas, pensando en Liguilla

Ricardo La Volpe, técnico de Chiapas
Ricardo La Volpe, técnico de Chiapas (Mexsport)

Ciudad de México

Ricardo La Volpe es un tipo difícil, hasta incomprendido, aunque muchos son los partidarios de sus ideas e ideales sobre el terreno de juego, sobre todo por la forma en la que consigue que sus equipos jueguen, una vez que el ritmo y la confianza les han llegado a las piernas de sus jugadores.

La afición, en general, no olvida, para bien o para mal, su pasado en el máximo representativo nacional; más que por los resultados, por la forma. El pasado verano, el argentino, envuelto en polémica reciente por el tema de la podóloga de las Chivas y su paso poco afortunado por el timón del Rebaño, volvió a la actividad de los banquillos, para dirigir a los humildes Jaguares de Chiapas.


Esta ocasión, fueron escasos los que se animaron a creer que el estratega lograría resultados relevantes con los de Tuxtla Gutiérrez. Sin embargo, La Volpe conoce como pocos los secretos que encierra el futbol mexicano e incluso con una plantilla limitada, ha conseguido darle lustre y victorias a los Jaguares.

A 180 minutos de que cierre la fase regular con su actual equipo, Ricardo Antonio registra 23 unidades conseguidas, se coloca entre los mejores ocho conjuntos del Apertura 2015 y suma solo un descalabro en los últimos ocho compromisos de su club.

Los números respaldan su estrategia. "Atlas se ve fuerte, tiene buenos jugadores y con el cambio de técnico hace que los jugadores se muestren con el deseo de quedar. Cuando se va un técnico hay una revolución dentro del vestidor y demostrarle a la directiva que el técnico estaba equivocado. Lo supe como jugador y lo sé cómo técnico", comentó el argentino sobre su inmediato sinodal en el torneo.

Esta noche, los felinos visitarán la cancha del estadio Jalisco, a la espera de sumar una victoria más, para acercarse a la Liguilla, instancia en la que podrían ser una sorpresa para los suyos, pero una incógnita para los demás invitados; el estilo y esencia de La Volpe, siempre competitivo, convertiría en un cuadro de cuidado a los Jaguares, pese a todas las limitantes de sus argumentos.

APRENDIZ Y ASPIRANTE

Desde que tomó a Chiapas, La Volpe llevó como su segundo al mando, como su mano derecha, a Rafael 'Chiquis' García, quien además de ser esposo de una de sus hijas, le sigue la pista a su suegro, para emular su carrera en los banquillos; el ex futbolista es quien se encarga de comparecer en las conferencias después de los juegos y quien grita y levanta la voz durante los partidos, quien también consuela en los fallos; Ricardo es quien analiza, quien decide. Le sigue los pasos a su maestro.