Jaguares va con todo ante Chivas

El equipo de la selva chiapaneca recibirá a un urgido equipo de Guadalajara que buscará empezar a sumar para ir desapareciendo los problemas porcentuales.

Francisco Jiménez guardameta de los Jaguares de Chiapas
Francisco Jiménez guardameta de los Jaguares de Chiapas (Mexsport)

Tuxtla Gutiérrez

Guadalajara, uno de los cuatro grandes del futbol mexicano, tendrá que visitar a los Jaguares de Chiapas, en la primera prueba, en una carrera que constará de 17 partidos en su búsqueda por evitar el descenso.

El partido con el cual culminará la actividad sabatina de la fecha uno del Torneo Clausura 2015 de la Liga MX se disputará en el estadio Víctor Manuel Reyna, a partir de las 21:00 horas cuando José Alfredo Peñaloza Soto dará el silbatazo inicial.

Chivas, uno de los cuatro clubes de mayor historia, campeón en 11 ocasiones durante la época profesional y que nunca ha descendido, comenzará en tierras chiapanecas la búsqueda de tres puntos que lo alejen de zona del descenso.

Los tapatíos, bajo el mando de José Manuel ""Chepo" de la Torre, iniciarán la lucha por la salvación con un porcentaje de 1.0353, tras acumular hasta ahora 88 puntos en sus recientes 85 partidos.

Está sólo por encima de Puebla (85 unidades en 85 juegos), Universidad de Guadalajara (17 en 17) y Veracruz (51 en 51), que llevan 1.0000 de cociente cada uno.

De inicio enfrentar a Jaguares suena positivo para los rojiblancos, que en 25 partidos frente a este adversario apenas ha perdido en cuatro oportunidades, a cambio de 11 triunfos y 10 empates.

No puede olvidarse, pese a todo, aquella goleada 0-4 del torneo Apertura 2009 con la cual el cuadro chiapaneco frenó la racha invicta de Chivas.

Jaguares saldrá en busca de aprovechar su localía y sumar sus tres primeras unidades para ilusionar a sus aficionados, luego de la calificación a la liguilla que logró en el Apertura 2014, cuando avanzó como quinto lugar general.

Bajo la tutela de Sergio Bueno intentarán ser un equipo incómodo para Guadalajara y jugarle sin importar que cada punto sea de vida o muerte para su adversario.