Chiapas, del no descenso a la Liguilla

Desde que Carlos Hugo López Chargoy tomó las riendas del equipo, Jaguares se ha consolidado en la Primera División

Jaguares se ha vuelto un equipo protagonista luego de pelear por no descender
Jaguares se ha vuelto un equipo protagonista luego de pelear por no descender (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

El receso entre el Clausura y Apertura 2013 significó para el futbol mexicano una serie de cambios en distintas franquicias de la Primera División. Una de ellas fue la transformación de Jaguares a Chiapas FC.

Ante el descenso de Querétaro, la franquicia de Jaguares fue mudada para que los primeros no perdieran la categoría, por lo que todo apuntaba a que el estado de Chiapas se quedaría sin una plaza en el máximo circuito.

Sin embargo, la incursión de Carlos Hugo López Chargoy le devolvió a la afición chiapaneca el futbol de Primera División, al mudar la franquicia del entonces San Luis a la selva. El equipo cambió su nombre oficial de Jaguares a Chiapas FC pero conservó el escudo y los colores, entonces comenzó un nuevo proyecto comandado por Sergio Bueno.

En su primer torneo como nueva franquicia (Apertura 2013), Chiapas se quedó muy cerca de calificar a la Liguilla. El cuadro de Sergio Bueno terminó como noveno en la clasificación con 25 puntos, pero lo más importante fue que en la tabla del descenso lograron alejarse un poco para concluir en la posición 16 con un cociente de 1.0823.

Al respecto, López Chargoy señaló en su momento que el objetivo de salvarse daría muchas satisfacciones, "Nosotros empezamos a trabajar para separarnos del descenso y el trabajo nos está dando frutos y satisfacciones", aseguró.

Para el siguiente torneo (Clausura 2014), Chiapas logró el objetivo principal al terminar en el lugar 14 de la tabla porcentual con un cociente de 1.1274. Los de Bueno estaban por encima de Puebla, Atlas, Veracruz y el descendido Atlante. Chiapas estaba oficialmente salvado y lejos de problemas.

Lo anterior significó que los objetivos del club ahora serían diferentes, situación que Sergio Bueno y sus muchachos entendieron a la perfección. Para el Apertura 2014 Chiapas se calificó a la Liguilla al colocarse en el quinto lugar de la tabla general con 28 puntos.

Más allá de los puntos y de los 24 goles a favor que tuvieron en el torneo, el equipo chiapaneco mostraba solidez en la cancha y un futbol vistoso y efectivo. Y aunque quedaron eliminados en los cuartos de final ante Toluca, Chiapas estaba consolidando su categoría en el futbol mexicano.

Continúa la buena racha

El torneo que se juega actualmente (Clausura 2015), continúa siendo para Chiapas una muestra de que cada día están para cosas más grandes. El cuadro de Sergio Bueno se distingue por ser uno de los más contundentes en el torneo y, después de cuatro jornadas, Chiapas se ubica séptimo del torneo con 7 puntos; 4 juegos ganados, un empatado y un perdido es su saldo actual.

Además, el conjunto chiapaneco es el cuarto equipo más goleador con 6 anotaciones, y tiene entre sus filas a Avilés Hurtado, líder en la tabla de goleo individual con 4 dianas.

Chiapas hila 10 partidos consecutivos sin perder en casa, y en el torneo actual solo ha sido derrotado por Toluca, si continúa así se perfila como uno de los favoritos para aspirar al título.