“Los celos son inseguridad y yo soy súper alivianada": Paola Longoria

Con 32 torneos ganados y 129 victorias en forma consecutiva, Paola Longoria es la raquetbolista número uno del mundo. Su rutina se compone de un entrenamiento diario de cinco horas, entrevistas y estudios.

La jugadora
(Cortesía)

Ciudad de México

A sus 24 años, la joven hace campaña para que su disciplina llegue a los Juegos Olímpicos y en el largo plazo se ve dentro de la política.

Sesiones de fotografías, reflectores, más que deportista parece una estrella de la farándula.

Mis agendas y tiempos han cambiado pero sigo siendo la misma. Me costó mucho trabajo llegar a donde estoy. Tengo en puerta romper el reto de 137 victorias al hilo de Kane Waselenchuk. Aparte empecé mi maestría en Ciencias Políticas, así que sí ando en la locura pero me gusta.

¿Por qué maestría en Ciencias Políticas?

Me gustaría tener un cargo público en el deporte. ¿Quién mejor que yo que conoce las necesidades de un atleta amateur y de alto rendimiento, para apoyar al sector? Me llama la atención ser diputada federal aunque ahora me concentro en mi carrera deportiva.

¿Algún partido que le haga ojitos?

No, apenas en enero inicié la maestría así que vamos poco a poco. Ahora estoy muy enfocada en el deporte porque estoy en mi mejor momento.

¿Se aprende más de los triunfos o de las derrotas?

De las derrotas. Antes de ser la número uno perdí muchas veces, al punto de querer abandonar el deporte. Cada derrota hizo que me levantara y contribuyó a mi madurez. Incluso ahora que estoy en la cima sigo buscando la forma de incrementar mi nivel de juego.

A parte del juego, ¿cómo libera la presión?

Leo mucho, mi ídolo Michael Jordan tiene un libro increíble, Mi filosofía del triunfo. Mi deporte es mi pasión y eso me ayuda.

¿Está preparada para la derrota?

Cuando pisas una cancha siempre estás expuesto, por eso trabajo con mi psicóloga para que cuando pierda no me desmorone.

¿Se siente un ejemplo?

Sí, siempre he trabajado para serlo. Quiero decirles a los jóvenes que pueden alcanzar sus sueños. Dios nos dio un talento y hay que desarrollarlo, para eso se necesita compromiso y disciplina. Las cosas que valen la pena son difíciles pero no imposibles.

El sacrificio que más le exige su carrera es…

No estar tanto tiempo con mi familia.

¿En la escuela es tan buena como en la cancha?

Claro, el deporte me ha enseñado a ser disciplinada y organizada. No soy niña de puro 10 pero mi promedio siempre ha sido bueno. El deporte y los estudios no están peleados.

¿Es fácil tener novio cuando se es la número uno?

Nunca es fácil, me ha tocado cada celoso que bueno. Desde chica mi pasión es el deporte y es complicado que entiendan que cada fin de semana hay que competir. Pero no me preocupo, todo llega a su tiempo y la realidad es que estoy feliz y confío en que llegará quien pueda lidiar con esta situación.

¿Usted es celosa?

¡No, para nada! Los celos son inseguridad y yo soy súper alivianada. Lo que busco en una pareja es comprensión y apoyo para que podamos crecer juntos.

¿Sus inseguridades por dónde van?

Por el tema de las lesiones, soy de tobillos débiles y estoy consciente de que uno como deportista siempre está sujeto a una lesión.

¿Hay tiempo para los antros?

Sí, hay momentos donde el deportista tiene que hacer un balance y encontrar tiempos de relax, aun así no soy de tomar ni de desvelarme.

¿Le han llevado serenata?

Sí, me han dedicado “Hermoso cariño”.

RECUADRO

Nació en 1989 en San Luis Potosí. Estudió para Ingeniero Mecánico Administrador. Es triplemedallista de los Juegos Centroamericanos y Panamericanos. En 2010 ganó el Premio Nacional del Deporte. Recientemente ganó la fecha 11 del Tour Profesional de Raquetbol Femenil.