Sin tiempo de celebrar

Con apenas tres días para preparar el juego de la Jornada 11 ante Monterrey, Chivas realizó una sesión de entrenamiento tan sólo algunas horas después de su victoria ante América.

Chivas realizó una sesión de entrenamiento tan sólo algunas horas después de su victoria ante América
Chivas realizó una sesión de entrenamiento tan sólo algunas horas después de su victoria ante América (Patricia Ramírez)

Guadalajara

La victoria es momentánea. El Club Deportivo Guadalajara ha dejado atrás el triunfo obtenido ante América en el Clásico Nacional para trabajar de cara al juego del próximo martes, cuando reciban a Monterrey en el Estadio Omnilife.

El equipo dirigido por Matías Almeyda se dividió en dos grupos: los jugadores que tuvieron mayor actividad ante las Águilas y otro integrado por jugadores con menos minutos de juego el pasado partido, como Carlos Salcido, Carlos Fierro, Jair Pereira y Marco Fabián, este último ausente del Clásico de Clásicos tras ser suspendido por su expulsión ante Querétaro en la Jornada 9.

Los rojiblancos del primer grupo iniciaron las actividades regenerativas con un trote ligero, después pasaron a un circuito de fuerza y flexibilidad; por su parte, el conjunto integrado por Carlos Salcido y compañía, aunado a elementos sub 20, realizaron trabajos técnicos de movilidad con el balón.

Posteriormente, el grupo atendido por Guido Bonini pasó a ejercitarse en el gimnasio, mientras que Matías Almeyda se quedó con el grupo más juvenil para efectuar actividades de posesión de balón, primero a un toque y después a dos.

De manera anexa, Miguel Ponce, Miguel Basulto y Jesús Sánchez hicieron ejercicios de recuperación para avanzar en los procesos de recuperación de sus respectivas lesiones.

Chivas suma tres victorias consecutivas, dos en liga y una en copa, desde la llegada de Matías Almeyda, quien buscará extender el buen paso rojiblanco el próximo martes ante los Rayados de su compatriota, el argentino Antonio Mohamed.