Tapatíos celebran en La Minerva título de Chivas

Aficionados rojiblancos asistieron al monumento para ver la final de la Copa MX, ahí mismo celebraron el triunfo del Guadalajara. 

Guadalajara

Si bien se esperaba una mayor asistencia de los aficionados de Chivas, los aproximadamente 2 mil fieles rojiblancos que se hicieron presentes en la glorieta de La Minerva para observar la final de la Copa MX ante León, hicieron sentir su apoyo y calor con cánticos desde el minuto 1 de juego.

Con el pasar de los minutos se incorporaron más aficionados a la reunión, donde los fanáticos aplaudieron y se emocionaron con los primeros ataques de Chivas al arco del León.

Mauro Boselli fue el principal causante del augurio de la fanaticada presente en La Minerva, mas Rodolfo Cota les regresó el aliento.

El ambiente fue agradable en la capital de Jalisco, algunas familias disfrutaron de pizza, papas doradas; los cuerpos policiales estuvieron alertas para retirar las bebidas alcohólicas del lugar, sin embargo algunos asistentes lograron ingeniárselas para beber un par de cervezas.

Los fieles del Rebaño casi gritaron la felicidad del gol de la ventaja, pero Carlos Fierro tiró desviado del arco de León al 21'.

El ánimo de los hinchas se concentró en el juego del Rebaño; jugada a jugada gritaron, ovacionaron y sufrieron. Al medio tiempo, gran parte de la multitud se dispersó en los establecimientos aledaños de comida para cargar energías, con miras a los cánticos de la parte complementaria.

Los gritos de gol se quedaron en los labios de los fanáticos del chiverío debido a los remates fallidos de Bravo y Fierro en la recta inicial del segundo tiempo.

Sin embargo, fue el refuerzo llegado para este torneo, Oswaldo Alanís, quien tras un centro por izquierda se levantó en el centro del área que conectó para marcar el primero de la noche y liberar el "¡Chivas! ¡Chivas!" la hinchada gritó, saltó y celebró el título que se venía venir.

El "olé, olé, olé" creció en volumen conforme se consumió el tiempo reglamentario; entonces pasó: el grito del título de la Copa MX se hizo presente en La Minerva al son de la música de mariachi.

La afición se rindió a su equipo, le dieron la vuelta del campeonato en la glorieta, algo que no hacían hace nueve años. Chivas consiguió su segundo título en la era Vergara.