Un semestre aprobado

Luego de un arranque muy difícil por el tema porcentual, las Chivas lograron enderezar el rumbo y llegaron a la Liguilla; Almeyda y varios elementos hicieron buen papel

Chivas aprobó el semestre
Chivas aprobó el semestre (Mexsport)

Guadalajara

El semestre de Chivas terminó siendo bueno pese a que arrancó con dudas; el equipo se le caía a Almeyda y sobre la marcha hizo cambios, movió piezas y recompuso el camino.

Almeyda tiene méritos en el resurgimiento de elementos como Chapito Sánchez y también tuvo buen juicio al mandar a la banca a Omar Bravo, para ganar movilidad. El sueño de Liguilla acabó en el estadio Azteca, sin chances de llegar a semifinal por un penal fallado por el Gullit Peña.

El Rebaño Sagrado tiene buenas bases, pero para llegar más lejos necesitará refuerzos.

ENTRENADOR

MATÍAS ALMEYDA

Le regresó la alegría a más de 30 millones de fanáticos.

Encontró y le dio un estilo definido al equipo, lo han renovado por cinco años más y el encanto entre él y la afición va en ascenso, la gente lo quiere como un rojiblanco de toda la vida. Para lograr el título tendrá que pedir más de tres refuerzos y hacerlos entrar en su sistema.

La principal virtud del Pelado en este semestre fue el nunca haber perdido la confianza en su estilo de juego, pese a los malos resultados.

PORTERO

RODOLFO COTA

Comenzó el torneo desde la banca, pero su solvencia y su carácter valiente le dio la titularidad. Al final, el Rebaño se aferró a él por petición de Almeyda y lograron que se quede un año más. De lo mejor del semestre en Chivas.

DEFENSAS

JESÚS SÁNCHEZ

Regresó del limbo. Las lesiones no le daban la oportunidad de pelear, pero en los entrenamientos se la ganó; al final su incorporación le dio solvencia a la zaga. Un lateral como el que tenía años buscando Chivas.

JAIR PEREIRA

El Comandante, el líder de la zaga, el semestre de Jair se puede resumir en una imagen, sangrando y queriendo ir a rematar un tiro de esquina en el estadio Azteca. Si las lesiones lo respetan en el Apertura, puede hacer una carrera larga como líder rojiblanco.

CARLOS SALCEDO

El Titán volvió a su nivel, un defensor rápido que maneja bien el perfil izquierdo, junto con Pereira tuvo un buen semestre. Su calidad lo tiene en el equipo que va a Juegos Olímpicos; sueña con irse al futbol europeo.

EDWIN HERNÁNDEZ

El lateral izquierdo volvió a ser el de León, ida y vuelta, potencia, entendió las exigencias de Almeyda y logró consolidarse por esa pradera, dejando a Miguel Ponce sin chances. Lo hizo tan bien, que Ponce ni a la banca salía.

MEDIOCAMPISTAS

ISAAC BRIZUELA

Se recuperó de su primer año de dudas con Chivas, ahora es pieza clave, encara y pasa a sus defensores, sabe desmarcarse y está en contacto con el gol. Brizuela es un hombre clave para el futuro rojiblanco.

CARLOS SALCIDO

El Choco estaba con pie y medio en Jaguares de Chiapas y al final se quedó para pelear por un sitio en el equipo. No salía ni a la banca, pero al final se comió a Castro y aprovechó una lesión de Michael Pérez.

Salcido fue pieza clave del equipo, nadie lo quitaba bajo ningún punto de vista.

CARLOS CISNEROS

El Charal se ganó el puesto desde la pretemporada, un volante por la izquierda que puede aparecer de doble nueve, movilidad en todo el ataque, cambia de posición sin problemas y se entiende con el Chelito Zaldívar.

ORBELÍN PINEDA

El mejor de Chivas en esta temporada. Fue un acierto su fichaje y pese a su corta edad, en muchos partidos cargó con la responsabilidad total del ataque. Orbelín es un jugador diferentes que se adaptó rápido al Rebaño y al estilo de Almeyda, su gol ante el América le dio alegrías a los rojiblancos.

CARLOS PEÑA

Sería injusto recordarlo solo por el penalti fallado ante América, pero así es la memoria selectiva. El Gullit fue el jugador que más pisó el área durante el semestre, metió goles vitales que llevaron al Rebaño a la Liguilla, aunque también tardó en engancharse al equipo. Tal vez al final el público lo recordará por esa pena máxima desperdiciada.

DELANTERO

ÁNGEL ZALDÍVAR

El Chelito es un jugador que tiene la confianza de Almeyda, quien le respetó que se ganó el puesto por encima del histórico Omar Bravo. Zaldívar solo metió un gol, pero su movilidad le abrió espacios a Peña y Cisneros.