Despiden a Salvador Martínez Garza

Rodeado de familiares, amigos, gente de futbol y personalidades del estado, el empresario tapatío recibió su último adiós en una misa de cuerpo presente.

Acudieron los ex futbolistas Paulo César Chávez, Manolo Martínez, Ignacio Vázquez, José Luis Montes de Oca, Néstor de la Torre y Mariano Varela
Acudieron los ex futbolistas Paulo César Chávez, Manolo Martínez, Ignacio Vázquez, José Luis Montes de Oca, Néstor de la Torre y Mariano Varela (Carlos Zepeda )

Guadalajara

Con los acordes del mariachi que interpretaba el “Chivas, Chivas, súper Chivas”, fue despedido este medio día el ex presidente del Guadalajara,  Salvador Martínez Garza, fallecido ayer a los 69 años de edad.  

Rodeado de familiares, amigos, gente de futbol y personalidades del estado, el empresario tapatío recibió su último adiós en una misa de cuerpo presente en la Parroquia San Javier de las Colinas.

Ex futbolistas como Oswaldo Sánchez, Paulo César Chávez, Manolo Martínez, Ignacio Vázquez, José Luis Montes de Oca, Néstor de la Torre y Mariano Varela, así como el ex técnico de las súper Chivas, Alberto Guerra, y ex directivos de futbol como Antonio, Carlos y Marcelo Michel Leaño, asistieron a la ceremonia donde brindaron el pésame a la familia Martínez.

El mariachi Alma Virgen y el vocalista Juan Manuel Correa, quienes amenizaban cada partido de local de Chivas durante la gestión de Martínez Garza, dedicaron antes y después de la ceremonia melodías al ex directivo, entre ellas el famoso himno de las “Súper Chivas”.

Visiblemente afectado por la partida de don Salvador Martínez Garza, Oswaldo Sánchez recordó que el ex dirigente fue el culpable de vestir la camiseta de Chivas.

“Fue el culpable de que haya regresado a la ciudad con Chivas, le estaré eternamente agradecido porque tuvo detalles muy lindos, desde que llegué y hasta que me retiré. Era un tipo muy frontal, muy derecho, muy directo y de esa gente hay poca en este mundo del futbol.

“Tengo muchas anécdotas, quizá la más importante es cuando llegué me dijo que estaba muy contento de que llegara al equipo, que estaba equivocado por estar en otro lado (América), además estuvo en el sepelio de mi padre y eso para mí tiene un gran valor”, dijo Oswaldo Sánchez, quien viajó a Guadalajara desde Torreón sólo para despedirse de Martínez Garza.

Por su parte, Alberto Guerra, quien dirigía justamente las Súper Chivas de don Salvador Martínez Garza, recordó la visión que siempre tuvo como directivo.

“Era un empresario con ideas claras y con una gran convicción. El primer año que dirigí Chivas pensé que me iba a correr, estábamos pasando por dificultades y no logramos clasificar, me llamó  y me dijo: ‘estamos a tiempo de que podamos calificar, si lo logras te voy a incrementar tu salario, pero si no lo logras te voy a respetar el salario para que dirijas otro año’…si no lo lograba quería dirigir hasta gratis. El siguiente año fuimos líderes de principio a fin y quedamos eliminados por el gol de visitante”.