El método ganador del 'Pelado'

A casi dos años de haber iniciado su gestión, Matías Almeyda suma dos títulos de Copa y ya instaló a Chivas en su primera Final de Liga; es el tercer entrenador más efectivo de Jorge Vergara

Matías Almeyda en el duelo ante Atlas
Matías Almeyda en el duelo ante Atlas (Imago7)

Ciudad de México

El miércoles 16 de septiembre es una fecha vital en el actual presente de Chivas... Aquel día, la directiva, mediante las redes sociales del equipo y un comunicado, hacía oficial la llegada de un entrenador desconocido, de un argentino que ya tenía semana y media en Guadalajara, analizando el trabajo de José Manuel de la Torre, para saber cómo mejorar a la oncena rojiblanca. Se trataba de Matías Almeyda. Pocos, realmente, en ese instante, pensaban que marcaría alguna diferencia; se convertía en el entrenador número 20 en la era de Jorge Vergara.

"Vengo porque estoy convencido de que puedo hacer algo importante en esta institución, porque estoy seguro que puedo entrar en la historia de Chivas", dijo Almeyda, en una presentación poco usual, en el estadio del Rebaño y con todos los trofeos de campeón de Liga a las espaldas del nuevo timonel y de los altos mandos directivos. El ambiente parecía tranquilo y sin prisas, pero la realidad indicaba que había que poner manos a la obra, pues el equipo requería de una rápida reestructura futbolística.

A las dos semanas como estratega, y aún sin desplegar un gran futbol, pero sí mayor sacrificio y vehemencia defensiva y en ataque, Almeyda obtendría un resultado que hasta hoy, es uno de los más valiosos de su trayectoria: triunfo en el estadio Azteca, frente al América, por 1-2. "Aquella victoria robusteció bastante la idea de juego y comprometió a todos con los ideales del grupo; los clásicos se juegan a ganar y ese fue el primero para mí en México, no lo olvido nunca", comentó en entrevista para ESPN a inicios de este año.

No tenía ni dos meses en el banquillo del club más popular del país, cuando el 4 de noviembre del 2015 consumó el campeonato de Copa, frente a León, en el Bajío; Almeyda aprovechó que Chepo dejó a Chivas en fases definitivas y modificó para bien el desempeño del colectivo, para llegar hasta la Final y ahí imponerse a La Fiera; en lo que respectó a la Liga, Matías terminaría con 21 unidades, suficientes para alejar un poco al equipo de los puestos del descenso, aunque no suficientes para clasificar a la Liguilla.

El 2016 representaría 12 meses de consolidación para el proyecto del Guadalajara, con un once base definido, con prospectos de sus fuerzas básicas como Javier López o Ángel Zaldívar, que poco a poco cobraron relevancia y se hicieron de un lugar en el primer equipo, mandando al olvido a refuerzos sin el compromiso que genera el sentimiento de pertenencia, como Carlos Gullit Peña, todo esto, claro, con el aval de Almeyda, principal promotor del talento surgido y formado en Verde Valle.

Este año también traería las dos primeras apariciones en Liguilla del cuadro del Pelado, así como un pendiente relevante en esta fase, y es que, en ambos semestres, caería en las primeras rondas frente al América, sin registrar un solo triunfo; el verano del 2016 y por ser el campeón de la Copa en el AP15, se enfrentaría y vencería a Veracruz en la Supercopa Mx, otro galardón más honorífico que valioso, pero sumamente relevante para cerrar filas dentro de su plantel, para homogenizar objetivos.

El Clausura 2017, su cuarto torneo en México, comenzaría a pedir de boca. Habían transcurrido las 10 primeras fechas, cuando Chivas gobernaba a placer la clasificación general, desplegando un futbol ofensivo, proponedor y dinámico; era el clímax de la era Almeyda. Y pese a que en el cierre del propio certamen el equipo sufrió el bajón de rendimiento, a Matías y los suyos les alcanzó para volver a instalarse en otra Final de Copa, la tercera en su gestión y ante Morelia, conquistar un nuevo cetro, pero ahora en casa, frente a su gente: "Es un sentimiento indescriptible", señaló.

Con dudas y escasas certezas, Chivas se coló hasta la Liguilla, donde primero se midió al Atlas, otro antagónico de su historia, al que venció por su posición en la tabla (fue tercero), luego de un 1-1 en el global; idéntico caso con Toluca, en las semifinales, solo que la pizarra indicó ahora un 2-2 luego de 180 minutos... Ahora, al Pelado le aguarda Tigres, primero en Monterrey, para el fin de semana cerrar en casa. Es el momento idóneo de coronar la gestión más exitosa en los torneos cortos y sobre todo, con Jorge Vergara como propietario.

DE ALTO PORCENTAJE

Además de tener como sello un futbol que le agrada a su tribuna, de haber robustecido el vínculo entre afición y equipo, Almeyda también puede presumir ser el tercer entrenador en la era de Jorge Vergara con mejor promedio de efectividad (51%), en los poco más de 60 encuentros que ha dirigido, entre Liga y Liguilla; al Pelado solo lo superan las etapas de Efraín Flores y Hans Westerhof, aunque dejó atrás los números de José Manuel de la Torre y Benjamín Galindo, entre muchos otros.

LOS MEJORES ENTRENADORES DE VERGARA
NOMBRE                        | J | G | E | P | EFECT. | PERIODOS
Hans Westerhof                45  22  11  12    57%    2006; 2003-2004
Efraín Flores                    56  25  18  13    55%    2007-2008
Matías Almeyda                66  27  22  17    52%    2015-Actualidad
José Manuel de la Torre      95  38  26  31    49%    2014-2015; 2006-07
José Luis Real                  83  30  30  23    48%    2014; 2009-2011
Eduardo de la Torre           31  12   8   11    47%    2003
Daniel Guzmán                 21  7    9   5      47%   2002
Benjamín Galindo              62 20  19   23    42%    2013; 2004-2005

EL PALMARÉS DE ALMEYDA
2 Títulos de Copa (Apertura 2015 y Clausura 2017)
1 Supercopa Mx (2016)
1 Subcampeonato de Copa (Apertura 2016)
1 Final de Liga (Clausura 2017)


¡Consigue tus boletos para la final-vuelta!