Los reprobados del campeón Chivas

La mayoría de los jugadores con más experiencia en Chivas ha tenido un aporte mínimo en este temporada; jugadores como Pizarro, Pulido y Salcido han quedado a deber

Carlos Salcido, Rodolfo Pizarro y Alan Pulido
Carlos Salcido, Rodolfo Pizarro y Alan Pulido (Mexsport / Imago7)

Ciudad de México

Fracaso, no hay otra manera de calificar la temporada actual de Chivas. El vigente campeón de la Liga y la Copa está prácticamente eliminado de ambos certámenes y atravesando por una crisis grave, que los dejó sin nada en este semestre. Contrario a lo que aconteció en el Clausura 2017, el Rebaño careció de una idea futbolística, de la estabilidad que Matías Almeyda le imprimió a la oncena rojiblanca y que tantos dividendos les trajo; sin embargo, los malos resultados también le cobran factura a los referentes del equipo, señalándolos como culpables.

La estadística es contundente al respecto. Ninguno de los 10 elementos que lucen, al menos en el papel, como protagonistas del plantel, nadie ha completado el total de los minutos en disputa. La debacle de Chivas pasa por el nulo aporte de sus referentes, aunado a algunos incidentes fuera del campo, como la lesión que mermó inicialmente a Alan Pulido y después, el accidente automovilístico que el delantero tuvo. El ariete formado en Tigres ha disputado cuatro encuentros, menos de 300 minutos, obviamente, sin hacerse presente en el arco enemigo.

Las lesiones, de igual forma, han perjudicado a Jair Pereira, uno de los bastiones defensivos, que a lo largo del primer semestre del año le dio temple y estabilidad a la zaga rojiblanca. En lo que va del Apertura 2017, uno de los líderes defensivos, de los capitanes del club, apenas ha jugado en ocho compromisos, marcando un tanto y dejando su lugar para juveniles, aunque acusando recibo, debido a que Almeyda contaba con él. En un caso similar se encuentra Oswaldo Alanís, que de la selección, pasó a plano secundario con Chivas, debido a lesiones y bajas de nivel.

En ofensiva, Almeyda apostó por la continuidad de la mayoría de los elementos que le dieron el título, solo con la baja de Néstor Calderón. El timonel no contaba con la declive de varios futbolistas, como Isaac Brizuela. El extremo, que incluso en este semestre ha sido ocupado como lateral, es de los que peor nivel ha mostrado, tanto así, hasta el punto de perder la titularidad. Hasta ahora, el futbolista de 27 años ha disputado once encuentros, repartiendo su participación en 470 minutos. Su lugar ha sido ocupado por Carlos Fierro y otros más inexpertos.

Siguiendo con la línea de ataque, Orbelín Pineda es otro de los eslabones más endebles. El juvenil revelación durante el torneo anterior, uno de los mejores futbolistas en el título de Liga de Chivas, ha acarreado bajas de nivel y como Brizuela, ha perdido la titularidad con el Pelado. "El caso de Orbelín es muy atípico. Es un estupendo jugador, pero me parece que sus orígenes, de algún modo, le afectaron. A veces el éxito de abruma cuando no estás preparado", dijo José Luis Higuera para ESPN.

El ejemplo más sonado, quizás uno de los más criticados ha sido el de Rodolfo Pizarro. El volante ofensivo pasó de ser una solución en ataque, a un futbolista intrascendente, que poco aporta con Chivas. Hasta ahora suma cuatro anotaciones y la presencia en 13 cotejos, pero no más. En el certamen anterior era la respuesta a diferentes encrucijadas; Almeyda lo empleaba para darle una guía a sus compañeros y funcionaba. En la actualidad, sus actitudes son motivo de malestar para los aficionados rojiblancos, pues le reprochan su actividad constante en redes sociales.

Otros como José Juan Vázquez y hasta Edwin Hernández, futbolistas de un perfil menor, han tenido que conformarse con ciertas rotaciones, mientras que el capitán y máximo estandarte, Carlos Salcido, ha padecido hasta de mala fortuna, anotando en propia puerta y siendo víctima de contragolpes fulminantes. "Creo que los de mayor experiencia en el equipo entendemos el momento que atravesamos y lo que deseamos es salir de él; confiamos muchísimo en Almeyda, lo conocemos y admitimos que le hemos fallado", consideró para Fox Sports.

Está claro que la realidad de Chivas requiere de modificaciones de cara al futuro, aunque algo de ello ya adelantó el mismo Almeyda en días pasados: "Habrá cambios, sí, es normal; se hará un replanteamiento de muchas situaciones, aunque tengo clara la radiografía de lo que sucedió en este torneo. Fallamos todos", señaló el timonel. De lo poco que le queda al Rebaño es vencer al Atlas, un rival de antaño este sábado y preparar el cierre con mayor decoro posible, frente León, en la última jornada de un complejo Apertura 2017.