Los mexicanos podemos: Vergara

El propietario del Club Guadalajara hizo énfasis a que la gente de México puede cambiar el país cuando quiera, sólo es de proponérselo


Jorge Vergara, dueño de Chivas
Jorge Vergara, dueño de Chivas (Imago7)

Guadalajara, Jalisco

Jorge Vergara esperó diez años para volver a saborear un título de Liga, en el camino recibió muchas críticas, gastó mucho dinero y desfilaron un sinfín de entrenadores por el banquillo rojiblanco. No atinaba Vergara a cuajar un proyecto sólido que le diera el éxito deportivo, hasta que llegó Matías Almeyda y el club entró en una etapa de estabilidad deportiva y los títulos de Copa ingresaron en las vitrinas, pero faltaba uno de Liga, ese que no tiene contestaciones. El Clausura 2017 Chivas se ha levantado como el mandón del futbol mexicano, con la Copa y la Liga en  su poder.

Vergara parecía no dar crédito, el dueño del Rebaño Sagrado lucía sereno, poco eufórico, pero recorrió el campo, felicitó a sus jugadores, a Almeyda y también recibió felicitaciones del alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro, de sus hijos y de cientos de personas que le rodeaban.

"Este título es más emocionante al anterior porque este es un equipo trabajado de cantera, con las adiciones que tiene y con Matías que lo hace muy diferente", dijo y después recordó que han emparejado de nuevo al América y que ahora nadie puede sentirse por encima de ellos.

"Ya estamos parejos y ahora hay que desempatarlos con una Liga más. Esto apenas es el inicio de una nueva era de éxitos del equipo. No vamos a parar. Inicia la era del Campeonísimo. Yo me siento muy bien, habrá que ver si los americanistas se sienten igual”, dijo el dueño de Chivas.

Luego defendió que su equipo ha logrado demostrar que con jugadores de corte nacional se puede alcanzar el éxito. "Esto demuestra que podemos cambiar este país cuando queramos, creo que los mexicanos no debemos decir si se puede si no sí se debe, podemos hacer todo lo que queramos".

De cerrar el torneo con los dos títulos en las vitrinas apuntó que es "algo muy dulce, muy especial. Es algo indescriptible lo que se siente cuando ya terminó el partido".

Luego, no quiso profundizar en el tiempo que tardó en volver a posicionar a Chivas en lo más alto del balompíe nacional. "Hoy ya se borró el tiempo, lo que importa es el presente y somos campeones. Ahora es tiempo de celebrar y después pensaremos en lo que viene para el equipo, porque hay que buscar ganar otra vez. Ha válido la pena todo, me siento feliz", concluyó.