El efecto Pereira

El `Comandante´ está de regreso, en sólo dos partidos la solvencia defensiva de las Chivas es más que evidente y los resultados saltaron a la vista.

Jair Pereira está de regreso.
Jair Pereira está de regreso. (Cortesía)

Guadalajara

Decir que Jair Pereira es el mejor defensa de Chivas es tan obvio como decir que hace frío en diciembre. El problema no es la calidad del oriundo de Cuatla, Morelos, el problema viene con sus constantes lesiones y la ausencia de regularidad.

Jair se perdió varios partidos de lo que va del curso, de hecho sólo ha tenido participación en cuatro de Liga y en dos de Concachampions, uno lo completó y en el otro salió de cambio, pero hay una realidad, el Rebaño es uno con Jair y otro sin el `Comandante´.

En el duelo de regreso por los cuartos de final de la Concachampions en el estadio rojiblanco, el defensa central jugó junto a Oswaldo Alanís y lograron lo impensable, mantener el cero en su cabaña, el Rebaño necesitaba dos goles y no aceptar ninguno, al final entre Alanís, `Chofis´ López y `Chuy´ Godínez marcaron los goles para completar el pase a la siguiente ronda, pero la clave del éxito en este duelo es que por primera vez, ante un rival de envergadura lograron bajar la cortina.

El fin de semana pasado en el inmueble de El Bajío, Jair Pereira volvió a repetir en la zaga con el `zurdo´ Alanís y de nueva cuenta dejaron en blanco a la poderosa ofensiva de los Tigres.

Ni Enner Valencia, Javier Aquino, Edu Vargas, el `Chino´ Zelarayán, ni Jurgen Damm pudieron hacerle daño a la zaga del Rebaño Sagrado, como dupla funcionan muy bien, es un gran equipo, la mala noticia es que en mayo Alanís se irá al Getafe de España, a seguir su carrera en suelo europeo.

Jair Pereira está de regreso, en sólo dos partidos la solvencia defensiva de las Chivas es más que evidente y los resultados saltaron a la vista, colgando los ceros con la ayuda de Rodolfo Cota, quien sigue manteniendo ese nivel ascendente en este 2018.

Después del parón por la fecha FIFA le vienen al Rebaño juegos en cascada donde se juega la vida en la Liga y la final en la Concachampions y será determinante que Jair mantenga el ritmo y la salud. Morelia de visita, luego reciben a Red Bull y finales del descenso primero ante Veracruz, después viaje a New York City, visita a la frontera de Tijuana y después el Clásico ante Atlas.

Será un vertiginoso mes de abril donde las chances de Chivas de seguir con vida dependerán del buen momento que vivan sus defensas. En especial el Comandante Pereira, quien le da un toque de calidad a la zaga rojiblanca.

GPE