Los 150 días con Almeyda

Luego de ser anunciado como nuevo entrenador de Chivas, el 15 de septiembre, el equipo experimentó un repunte, incluso ganó la Copa MX, pero luego inició el desinfle del proyecto.

Matías Almeyda, técnico de Chivas
Matías Almeyda, técnico de Chivas (Carlos Zepeda)

Guadalajara

Hace 150 días un argentino tomó las riendas del club más mexicano del futbol nacional. Con la promesa de “despertar al gigante dormido”, Matías Almeyda fue anunciado el 15 de septiembre técnico del Guadalajara y a los tres días fue presentado.

Han pasado 21 semanas y media desde aquel día en que se giró el comunicado en el que se destacó el mensaje: “Chivas vive cambios positivos”.

LOS DULCES 50
Luego de presenciar un partido de la Copa Mx contra Monarcas Morelia a media semana, El Pelado asumió el cargo; los primeros 50 días fueron los soñados, tres victorias consecutivas en Liga le hicieron ganarse los elogios con inmediatez.

Esas Chivas de Almeyda vencieron al Querétaro en su presentación, al América en el Azteca —con un expulsado— y al Monterrey; los tres marcadores fueron por 2-1. Era el paso perfecto.

“Este Clásico tiene un plus; Chivas es México. Esto, para más de la mitad del país, para muchísimo más de la mitad del país es una felicidad”, decía un eufórico entrenador al salir airoso.

Y por irónico que parezca, su mejor partido, luego de cuatro semanas intensas de trabajo con su filosofía, El Rebaño Sagrado perdió en CU ante Pumas (1-0).

Empates con Puebla (1-1), Pachuca (4-4) y el triunfo sobre Atlas (0-1) refrendaron convicciones y la certeza en la apuesta entre los rojiblancos. Este primer episodio sería coronado con la conquista de la Copa Mx ante León el 4 de noviembre; la ganaron 1-0. La luna de miel, en su clímax, disfrutando
de un título que tardó 45 años en llegar.

INICIÓ LA CRUDA
El Torneo Apertura 2015 llegaba a su fin, Almeyda arrancaba el camino hacia los 100 días dirigiendo a Chivas y también la cruda realidad hacia su aparición; a la conquista de la Copa Mx le vinieron los partidos malos y que más dudas generaron.

Era la Jornada 16, Dorados de Sinaloa, desde entonces ya el peor equipo en todos los registros, acabó con la felicidad; los recientemente ascendidos remontaron un marcador que acabó en 2-1 en el estadio Banorte. Ahí también se esfumó la Liguilla. Para rematar, Santos Laguna goleó 3-0 en el estadio Omnilife. Tiempos oscuros se asomaban.

UNA PESADILLA
Una paradoja resultaron los 100 días de Almeyda que cayeran en Navidad; Chivas alistaba el Clausura 2016 con la pretemporada en pleno y sin advertir que sufriría una baja clave semanas adelante, la salida de Marco Fabián el futbol alemán, avalada por la directiva; pero también las del delantero Carlos Fierro (cedido al Querétaro) y Jorge Enríquez (al León).

A todo esto se suma que, contrario a los 10 goles que sumó en la campaña pasada, ahora el veterano Omar Bravo no registra anotaciones tras cinco jornadas.

Los últimos 50 días han sido los peores para Almeyda, suma 93 días desde su último triunfo en Liga; fuera de la Copa MX, en la que ya tiene dos victorias, El Rebaño Sagrado no ha sabido ganar en Liga en 2016. Pese a lo anterior, el empresario Jorge Vergara ha dicho que está convencido de la continuidad del Pelado.

A su llegada, Matías fue generoso en su discurso. Es un hombre que ha demostrado sentir aprecio por los colores rojiblancos, pero que ahora completa 150 días en su cargo con la pésima estadística de solo tener un triunfo en los últimos 11 juegos de Liga.

“De Chivas no me voy a menos que me echen”, contestó recientemente Matías ante el cuestionamiento de los medios; no es difícil imaginar que ocurra,
ya antes Vergara echó a una veintena de técnicos, la mitad de ellos con mejores números que el argentino.

BRAVO Y LOS DEMÁS
Anunciada la renovación de Omar Bravo, Matías Almeyda lo nombró su “primerrefuerzo” y lo confirmó como líder en la cancha y el vestidor. Todo el poder para el mochiteco.Al delantero veterano se le acomodó una base mayormentejuvenil en busca de la dinámica que pretende el esquema del argentino, con Antonio Rodríguez, Raúl López, Carlos Salcedo, Jair Pereira, Miguel Ponce, Carlos Peña, Orbelín Pineda, Carlos Cisneros, Israel Castro, Omar Bravo e Isaac Brizuela.Pero las lesiones han sido un problema, pues así resultaronbajas Pereira y Ponce, por lo que Miguel Basulto y Hedgardo Marín fueron requeridos,En el ataque, Matías tambiénha echado mano de Javier López, Ángel Zaldívar,José Ramírez y Michel Vázquez, pero la fórmula ganadora aún no reaparece.