Ustari contra Cota, un lujo en los arcos en el Clásico

Ambos cancerberos harán lo imposible por mantener el cero en su arco el próximo sábado.

Óscar Ustari y Rodolfo Cota cancerberos de altos vuelos.
Óscar Ustari y Rodolfo Cota cancerberos de altos vuelos. (Mexsport)

Guadalajara

Matías Almeyda lo dice sin dudarlo. “Cota tiene nivel para ir a la selección” y no sólo el Pelado, sino toda la estructura rojiblanca ve en Rodolfo un portero confiable, que si todo sale bien en diciembre se quedará por muchos años en el marco rojiblanco.

Del otro lado de la ciudad también tienen un cancerbero de altos vuelos. Mundialista y la promesa del arco celeste por allá del 2005 Óscar Ustari, es por mucho, uno de los mejores porteros de la Liga y cada fin de semana demuestra su nivel bajo los tres palos de los Zorros.

Ustari a sus 30 años muestra una madurez futbolística que lo pone como un referente de los rojinegros.

Es un tipo con grandes reflejos, tiene el don de la ubicación y sabe jugar el área; además que es un gran atajador de penaltis. Ustari le da la calma al Profe Cruz de saber que un partido te lo puede ganar con sus actuaciones el guardameta atlista.

Osky, como le dicen desde las inferiores de Independiente, ha jugado los cinco encuentros con el Atlas y hasta el momento ha aceptado siete goles en lo que va del certamen, pero también ha estado salvando el arco de los Zorros en varias oportunidades, ya que ha tenido 15 atajadas en lo que va del torneo, mientras que recibe un gol cada 66 minutos y otro aspecto de Ustari es que sabe salir con el balón controlado, pues suma 130 pases acertados a sus compañeros.

Mientras tanto, Rodolfo Cota a sus 29 años está viviendo su primer aire como profesional.

Cota tiene una de las mejores escuelas del país, alumno del eterno Miguel Calero, en paz descanse, a quien le aprendió el oficio del arco. A la muerte de Calero, la dirigencia de Pachuca no le dio la confianza a Rodolfo, quien pasó a Puebla donde pudo sumar minutos y regularidad en Primera División, pero no fue hasta que llegó a Chivas cuando mostró su potencial en la cabaña.

Matías Almeyda le dio la confianza y lo puso como titular y pronto se ganó a todos los rojiblancos.

Cota tiene un temple a prueba de cañonazos; es valiente al grado de llegar en lo suicida, achica como pocos y si tiene que arriesgar el físico, Cota ofrece sin miedo sus 83 kilos y su 1,83 de estatura. Cota va por el balón, sin importar si se lleva entre las espuelas a un compañero o a un rival.

Los números de Cota tras cinco juegos completos son cinco goles en contra, por 22 atajadas y 103 pases a los compañeros. Cota ha tenido trabajos de horas extra, en Monterrey más allá de lo difícil que era jugar con nueve hombres por las expulsiones de Jair Pereira y el Gallito Vázquez, el portero de Chivas se agigantó y evitó que cayeran más goles de los regios.

Duelo de arqueros en el Clásico Tapatío, dos cancerberos que harán lo imposible por mantener el cero en su arco. Dos estilos diferentes y dos elementos con perfil de selección nacional. Ustari contra Cota en el Jalisco.

GPE