En Chivas, un semestre malo y adiós al Mundial

A finales de mayo había siete seleccionados al combo de Osorio, a principios de noviembre sólo citaron a dos y ninguno jugó el encuentro de preparación en Bélgica.

El Mundial parece se les escapó a los rojiblancos.
El Mundial parece se les escapó a los rojiblancos. (Mexsport)

Guadalajara

Después del 28 de mayo empezó una campaña en redes sociales con el lema “pónganles la verde”. En franca alusión a que las Chivas del doblete de la Liga y Copa estaban a la altura de la responsabilidad mayor, la de vestir y defender la casaca del Tricolor. Para algunos la selección les llegaría por primera vez, para otros sería su consolidación e inmediatamente las convocatorias se plagaron de jugadores del Rebaño.

Rodolfo Cota, Jair Pereira, Oswaldo Alanís, Orbelín Pineda, Rodolfo Pizarro, Alan Pulido y el juvenil Manuel Alejandro Mayorga, quien fue de sparring para la Copa Confederaciones. El doblete recién obtenido, así como la actuación grupal como individual justificaba que en la selección mexicana estuvieran siete elementos del Rebaño.

A un año de Rusia la base del Tricolor podía ser la que comandaba Matías Almeyda, pero ese fue el problema, faltaba un año para el Mundial y muchos se cayeron, el físico no les aguantó y otros dejaron el futbol en segundo sitio y en seis meses las convocatorias dejaron de llegar a la oficina de Jesús Hernández, secretario técnico del Rebaño Sagrado.

A finales de mayo había siete seleccionados al combo de Osorio, a principios de noviembre sólo citaron a dos y ninguno jugó el encuentro de preparación en Bélgica.

Los únicos que se mantienen en el gusto futbolístico del colombiano Juan Carlos Osorio son Rodolfo Cota, quien va como tercer portero y Oswaldo Alanís, quien no es utilizado ni de central, ni de lateral, esos puestos están pedidos y dados en el once del cafetalero, pero al menos los siguen llamando al equipo nacional.

El caso de Jair Pereira ha perdido los llamados por sus constantes lesiones, el Comandante ha sufrido nuevamente de problemas musculares, se perdió casi la mitad del certamen por sus malestares musculares, le ajustó para ir a Costa Rica, pero después no volvió al Tricolor.

Los casos más preocupantes son los de Orbelín Pineda y Rodolfo Pizarro, ambos perdieron protagonismo en Chivas, el de Coyoca de Catalán, Guerrero también dejó la titularidad, sus bajas de juego y desconcentraciones lo mandaron a la banca, si en Chivas perdió el puesto, el tren a Rusia se le escapó a este jugador, que prometía estar entre los 24 elegidos de Osorio.

Pizarro fue lo más rescatable del Rebaño, pero quedó lejos de su versión de principio de año, Pizarro no es Superman y no pudo solo, sus goles no alcanzaron más que para aminorar el dolor de este curso donde están eliminados de la Liguilla. Rodolfo, quien no le llenaba el ojo totalmente a Osorio, ahora que tiene un semestre irregular y no fue citado al combo nacional.

Además, Pizarro está en la fila detrás de Víctor el Pocho Guzmán, pero si ni los ocho goles del tonalteca le alcanzaron para ir a la selección, mucho menos a Pizarro, quien en algunos partidos estuvo de lentes negros.

El Mundial parece se les escapó a los rojiblancos, ahora tendrán que hacer un comienzo de semestre espectacular, hacer goles y poner a Chivas en los primeros lugares, a ver si se cuelan de última en el gusto futbolístico de Osorio, pero al parecer el tren ya pasó por Verde Valle y sólo dos se supieron mantener en él.

GPE