Ganan y los amenazan, Chivas de Guadalajara

Una decena de aficionados de Chivas colgaron cinco trapos en el partido ante Pumas, amenazas de muerte para el plantel. Y a pesar de que ganaron la paciencia se agotó de parte de los fanáticos del Rebaño. 


La suerte le sonrío al Rebaño luego de que le ganara 1-0 a Pumas.
La suerte le sonrío al Rebaño luego de que le ganara 1-0 a Pumas. (Mexsport)

Guadalajara, Jalisco

Bajo amenaza. Un sector de seguidores de Chivas, en la parte alta del Omnilife sacaron trapos con leyendas intimidatorias contra los jugadores exigiendo mejoras inmediatas de parte del equipo. "Se van o se mueren", "antes que conocer el descenso, conocerán el panteón" y "lárgate Vergara" eran unos de los mensajes, al estilo del crimen organizado. Al finalizar sacaron una más que decía "se agotó la paciencia".

En lo deportivo Chivas venció 1-0 a Pumas, con un segundo tiempo para el olvido, a la altura de lo mostrado en anteriores oportunidades por los rojiblancos y con Luis Michel en la banca sentado por el error ante Santos. La crisis sigue, esto no lo maquilla una victoria. 

La suerte le sonrió al Rebaño. Fortuna hoy no le dio la espalda al chiverío, ya se la debía y el gol de vestidor fue rojiblanco. Abraham Coronado, habilitado como lateral izquierdo, ya le había puesto medio gol a De Nigris, pero el italiano no conectó bien.

Al minuto siete, el Bibis Coronado tiró a puerta, pero su envío el pegó a De Nigris quien no pudo conectar el balón y el esférico le quedó a Márquez Lugo quien de pierna derecha venció al Pikolín Palacios. 

Pumas, pese a la desventaja, intentaba mediante el Charal Orrantia, quien buscaba asociarse con Luis García, y al minuto 31 el balón le quedó al de Badalona, pero Toño Rodríguez le arrebató el empate al español.

El gol de Márquez Lugo no era suficiente, pues los errores defensivos seguían y el peligro en la zona roja de Chivas era evidente cada que los universitarios adelantaban líneas. 

Sin marcar mucha diferencia el Rebaño fue mejor que el rival en el primer acto, Pumas volteó a la banca paran contrario soluciones.

Para el segundo tiempo llegó el ajedrez. Pumas metió a Bravo y a Nahuelpán, mientras que Ortega mandó a la cancha a Vidrio por el capi Reynoso. Pero más allá de los cambios, el partido se le aclaraba a los Pumas con los errores de la zaga rojiblanca. El Chatón pierde, con inocencia, un balón y en el despliegue los capitalinos pusieron el balón en el travesaño tras un tiro de Luis García. Errores que por poco se convertía en un gol en contra. Chivas se salvó por centímetros. Chivas desde el minuto 25 del segundo tiempo dejó de interesarle el partido, metió a Gallardo para armar la doble contención y sacó de la cancha a Aldo de Nigris.

Los peores Pumas de los últimos 20 años tenían al Rebaño en su reducto, aunque la poca claridad de los visitantes daba para jugarles de esta manera. 

Parecía que a los jugadores del Rebaño les dieron la orden de no dar más de tres pases seguidos y tenían que reventar todos los balones, algo parecido al Necaxa de Lapuente, pero sin Ivo Basay, ni el Ratón Zárate en el ataque.

Chivas ganó porque no tuvo rival, porque la fortuna hoy no jugó en contra. Pero sigue sumido en el fondo de la general.