Chivas sigue sin ganar; cae 0-1 ante el Puebla

El Guadalajara sigue acumulando partidos sin ganar; en casa, cayó ante La Franja y amanecerá como último de la tabla general

Alonso Zamora le da el triunfo a Puebla
Alonso Zamora le da el triunfo a Puebla (Imago7)

Guadalajara, Jalisco

De campeón a último lugar en menos de tres meses. Chivas perdió su primer partido en liga frente a su gente desde enero de este año y para su mala suerte lo hizo ante Puebla 1-0, quien abandonó el fondo de la tabla y dejó al equipo tapatío como el nuevo sotanero del Apertura 2017. El Rebaño por cierto jugó gran partido del encuentro con uno menos ante la expulsión de Jair Pereira.

El local tocó la puerta rival primero. Parecía que la ausencia en el banco de Matías Almeyda no pesaría en un equipo que estaba con las revoluciones al 100. Ángel Zaldívar merodeaba el gol con dos minutos, pero la defensa poblana estaba atenta.

Puebla llegó al estadio rojiblanco con la intención de cazar a Chivas en un contragolpe. Línea de cinco en el fondo y con Cristian Esparza en mano a mano constante con alguno de los centrales rojiblancos. El dominio del juego era del conjunto de Matías Almeyda tuvo que ver el juego desde un palco.

Al 16’ empezaron las malas noticias. Doble jugada en el área y Carlos Salcido empujó al fondo del marco, el defensa se quedó tirado mientras sus compañeros corrieron para abrazarlo y felicitarlo por el gol. El inmueble estalló, pero pocos notaron que el asistente dos, Ibrahim Chavarría anuló la jugada por fuera de juego. El juego seguía en ceros.

El campeón parece tener una malaria de esas que son difíciles de explicar, en la que los errores se maximizan y los aciertos son cada vez menos. Una pérdida de balón en mediocampo dio a La Franja lo que estaba buscando, un contragolpe con Esparza que se fue de Jair Pereira, el defensa barrió por detrás y Cristian fue al suelo, el árbitro consideró eso motivo suficiente para dejar al Rebaño con 10 pese a los reclamos al 18’.

Y así fue como Chivas tuvo que remar contracorriente, a pesar de eso, Salcido tuvo una más en área rival. Una calca del gol que le había sido anulado, tiro de esquina en el que la figura del defensa apareció en segundo poste, remató de pierna derecha, pero esta vez el travesaño fue el que le dijo que le negó el gol.

Puebla no modificó el esquema, pero sí adelantó líneas. Francisco Acuña tomó mayor protagonismo en el juego y con su velocidad se hizo un auténtico dolor de cabeza. Al 41’ le bajó el balón con el pecho al “Manitas” Alonso Zamora que sin pensarlo impactó el esférico de aire y venció a Rodolfo Cota. Puebla se fue al descanso con la ventaja en el marcador y en la cancha con el hombre de más.

A Chivas no le quedó otra que apelar al sacrificio, fue así como Ángel Zaldívar arrastró el balón desde tres cuartos de cancha e intentó fusilar a Moisés Muñoz, pero el guardameta la sacó con un manotazo y la mandó a tiro de esquina.

Para la parte complementaria el esfuerzo cobró factura y con la cancha pesada por la lluvia el ritmo fue a menos. ‘Chiquis’ García envió piernas frescas como las de Félix Micolta y Patricio Araujo para dosificar a los suyos.

Zaldívar y la portería seguían con su pelea. Al 72’ la tuvo de cabeza pero la mandó por un lado. No fue la noche de Chivas, el equipo que pasó de ser campeón a sotanero en tres mes y que en el Apertura 2017 todavía no conocer una victoria después de cinco fechas disputadas.

MC