Chivas vs Porto, desangelado y sin ganador

Al partido asistieron más de 20 mil 700 aficionados. La molestia de los aficionados fue notoria luego de que no hubo serie de penales.

La entrada lució mejor con el paso de los minutos hasta llegar a los 20 mil 789 aficionados.
La entrada lució mejor con el paso de los minutos hasta llegar a los 20 mil 789 aficionados. (Mexsport)

Guadalajara

Quizá fue más la expectativa que lo que se vio en la cancha, que ni siquiera tuvo una premiación, pues no hubo tanda de penales para deshacer el desempate a dos goles al finalizar los 90 minutos. Aunque la entrada lucía desangelada al silbatazo inicial mejoró con el paso de los minutos. Chivas y Porto se enfrentaron en el Estadio Rojiblanco como duelo de preparación para el inicio de sus respetivos torneos en juego que fue desangelado.

Los que llegaron a ver a Iker Casillas seguro el sabor fue agridulce. 35 minutos y no más, no hubo oportunidad de ver al campeón del mundo con España y leyenda del Real Madrid en su mejor versión. Por momentos tuvo que calentar en su área en solitario ante el nulo peligro de un Rebaño plagado de jóvenes.

En la explanada del inmueble, camisetas de España, los Merengues y hasta del Porto. El nombre de Héctor Herrera el que más se veía en los dorsales, los mexicanos también hacen presencia en uno de los más grandes del futbol portugués.

A diferencia de lo que se dio ante Cruz Azul en donde a Iker se le gritó de todo cuando despejaba, los pocos aficionados presentes en el primer tiempo le aplaudían tímidamente, si tocó el balón cuatro veces, fue mucho. La entrada lucía mejor con el paso de los minutos hasta llegar a los 20, 789 aficionados, según anunció el sonido local.

Lo más llamativo de la noche fue el show de medio tiempo con pirotécnica que ofreció el patrocinador de la gira del Porto, quien volverá de inmediato al viejo continente, pues el domingo tiene un juego más, pero ya en su país.

Ya con cuadro titular del Rebaño en el campo para la segunda mitad el espectáculo fue mejorando, mientras a Herrera se le aplaudió, la rechifla y los insultos se hicieron presentes cuando Miguel Layún entró al terreno de juego. A nadie se le olvida el pasado americanista del futbolista.

También hubo buenas para los aficionados Rojiblancos, pues fue gracias a este partido que se pudo ver el regreso de Isaac Brizuela, quien después de la doble fractura que sufrió en marzo pasado, regresó a las canchas y está listo para el Apertura 2017. La ovación de la noche se la llevó él.

No hubo serie de penales como se había pactado en caso de empate. La molestia de los aficionados fue notoria, pero tras dialogar con el árbitro, Paul Delgadillo, Matías Almeyda y Sergio Conceicao enviaron a sus equipos al vestidor, la forma en que se dio el final, fue el claro ejemplo de la organización alrededor del juego.

GPE