Soy anti violencia, es sólo un deporte: Almeyda

El técnico de Chivas señaló que no quiere que haya conatos, ni cruces entre aficionados del Rebaño y de los Zorros el próximo sábado. 

Para Matías Almeyda es vital que la gente se dedique únicamente a disfrutar el partido.
Para Matías Almeyda es vital que la gente se dedique únicamente a disfrutar el partido. (Fernando Carranza)

Guadalajara

El Clásico de la ciudad está cerca, ya se palpita en los dos clubes. Los aficionados en la ciudad no hablan de otra cosa que no sea el partido del sábado por la noche.

El técnico de Chivas, Matías Almeyda, señaló que él se declara un tipo contra la violencia, que no quiere que haya conatos, ni cruces entre aficionados del Rebaño y de los Zorros; para Almeyda es vital que la gente se dedique únicamente a disfrutar el partido.

“Creo en lo personal, soy anti violencia, es un deporte, futbol. El campeonato mexicano se caracteriza porque vayan las familias, después está la rivalidad, pero sin violencia que se pueda disfrutar el espectáculo y los jugadores transmitan paz, buen futbol. Se encuentran dos equipos con buenas propuestas y que vayan a mirar eso, el futbol”.

Almeyda señaló que le da gusto que otros entrenadores se la jueguen por los jóvenes, así como él, Pepe Cruz, Diego Alonso o Paco Palencia también confían en los juveniles mexicanos y eso ayuda a que crezca el futbol nacional.

“Nuestro tema es aparte, Atlas ,lo viene haciendo bien, es buena su cantera, pero no solamente Atlas y Chivas, está Pachuca, Pumas, les está dando resultados con seis extranjeros y mucha gente de México, están demostrando que se puede. Este partido vamos a jugar, respeto mucho al entrenador (Atlas), saldremos con su propuesta cada quien. El partido anterior fue un partidazo, hubo buena propuesta y jugadas de gol. Será un buen partido”.

El estratega de los rojiblancos señaló que en un Clásico los entrenadores no ganan los partidos, que depende de los jugadores y de su talento en la cancha, pero también mencionó que a él le hubiera encantado jugar de menos un partido contra el Atlas, pero pues ya no es posible.

“Como entrenador uno cumple dándole herramientas, información, entrenando, descubriendo algo del partido en el entretiempo, pero los jugadores son protagonistas. Me encantaría trabar una pelota en un Clásico, pero ya no se puede, lo pienso más frío como jugador estaba con un nivel de ansiedad y adrenalina muy fuerte, que muchas veces hacía que me expulsaran. Hoy lo veo desde otro lugar, más oxigenado, más pensante”.

GPE