Chivas, de campeón a sotanero de la Liga MX

La derrota del Rebaño contra las Águilas en el Club América incrementó la crisis del Rebaño, que vive uno de sus peores torneos

Con la derrota en el Clásico Nacional, Chivas quedó virtualmente eliminado del Apertura 2017
Con la derrota en el Clásico Nacional, Chivas quedó virtualmente eliminado del Apertura 2017 (Imago7)

Ciudad de México

El Apertura 2017 ha sido de pesadilla para el Rebaño. De campeones el Clausura 2017 ante Tigres, las Chivas pasaron a uno de sus peores torneos, donde la derrota 2-1 en el Clásico Nacional ante América sentenció su virtual eliminación y los envió al fondo de la tabla general.

LA 'EMPATITIS' AL INICIO DEL TORNEO

Tan solo el arranque del torneo es una evidencia de sus altibajos. Empates ante Toluca, Cruz Azul, Necaxa, fueron la prueba de eso.

Precisamente en el partido contra los Rayos se reflejó esta baja de nivel pues, pese a que ganaban con ventaja de dos goles a los veinte minutos (los autores fueron Ángel Zaldívar y Rodolfo Pizarro), los errores de la zaga tapatía permitieron el empate siete minutos después. Así, las Chivas, que pudieron tener cinco puntos desde la tercera fecha del Apertura 2017, se conformaron con tres unidades.

LA DERROTA CONTRA RAYADOS Y LA POSTERIOR CAÍDA

La debacle comenzó en la Jornada 4, cuando cayeron por goleada ante Monterrey. Aunque Jair Pereira abrió el marcador al minuto 2, el equipo no pudo mantener su ventaja y después de dos minutos Celso Ortiz respondió desde fuera del área. El medio tiempo no le sirvió a Chivas para hacer ajustes, pues a partir de ahí los Rayados dominaron el encuentro, con goles de Rogelio Funes Mori (49’), Dorlan Pabón (68’) y Avilés Hurtado (70’).

A partir de ahí, todo fue para abajo. Cayeron contra Puebla –penúltimos de la tabla general- en la siguiente fecha y dejaron ir el triunfo contra Santos Laguna, pese a que iban ganando con un gol de Zaldívar (35’), pues Julio Furch les empató al 82’.

Después de un empate a ceros contra Querétaro, la victoria 3-1 sobre Pachuca pareció traer la estabilidad al cuadro tapatío, aunque fue temporal. Tuvieron que recatar un empate 1-1 ante Pumas –el peor equipo del torneo-; cayeron en casa ante los Lobos BUAP –aún cuando iban empatados desde el minuto 52,  hasta que Amaury Escoto sentenció la pizarra al 84’; además de una polémica derrota ante Tigres, donde Enner Valencia fue derribado en el área, por lo que Juninho derrotó desde los once pasos al Rebaño de Matías Almeyda.

EL COSTOSO AUTOGOL DE SALCIDO

La situación tampoco fue buena contra Morelia. Aunque Raúl Ruidíaz abrió el marcador desde los 11 pasos, Carlos Salcido empató la pizarra con una definición desde fuera del área y las Chivas comenzaron a dominar el encuentro y amenazaban con llevarse el triunfo o, por lo menos, un punto.

Sin embargo, el autogol de Carlos Salcido –quien pasó de héroe a villano- en los últimos minutos sentenció el marcador y les dejó en los últimos puestos.

EL CLÁSICO DE CLÁSICOS: EL ÚLTIMO CLAVO DEL ATAÚD

El Clásico Nacional fue otro partido que dio una vuelta de 180 grados para el Rebaño. Aunque el conjunto de Matías Almeyda se vio superior en la primera mitad e incluso sorprendió con un gol de Carlos Cisneros en el minuto 54, las Águilas lograron igualar cuando Oribe Peralta bajó un despeje de Agustín Marchesín, centró el esférico Mateus Uribe, quien probó con un tiro de media distancia y, aunque Rodolfo Cota logró rechazar el disparo del colombiano, dejó el esférico a merced del Cepillo, quien contrarrestó y la envió al fondo de las redes al 70’.

Y bastaron solo dos minutos para hundir anímicamente a las Chivas. Al 72’, la presión se sintió en el área chica de los tapatíos y Renato Ibarra le dio los tres puntos a su equipo con un tiro cruzado que abatió a Cota.