La malaria acabó en Chivas

Día histórico el que se vivió en Zapopan, tras 10 años desde una Final que tuviera al Rebaño como protagonista.


Chivas festejando su campeonato del Clausura 2017
Chivas festejando su campeonato del Clausura 2017. (Imago7)

Guadalajara

Hasta 10 mil pesos por entrar. Nadie se lo quería perder, pasaron 10 años desde una Final que tuviera a Chivas como protagonista. 20 para que se cerrara en territorio jalisciense. Día histórico el que se vivió en Zapopan.

Hacían de todo por conseguir entradas. Incluso robarlas. En las inmediaciones del inmueble a un aficionado le arrebataron el boleto. Ese por el que pagó 2 mil pesos en reventa, lo peor, venía desde Monterrey. Ni el viaje ni el gasto valieron la pena, menos los gritos desesperados de que alguien detuviera al ladrón que se perdió entre los ríos de gente.

A la gente se le citó desde temprano como es normal en juegos como éste para evitar tumultos sobre la hora, también para que fuera partícipe del color que se tenía preparado y que en parte se arruinó una vez que la bandera que se desplegó del lado oriente se rompió, pero la fiesta siguió.

Del éxtasis al nerviosismo en lapsos cortos de tiempo. Por la mente de los presentes los dos goles que clavó Gignac en la ida, el peligro de gol era latente, pero eso no evitó que la gente dejara de corear los “olés”.

El estadio del Rebaño aprendió a jugar y encontró su recompensa. El 1-0 fue una explosión de emociones, el 2-0 la locura. La reventa ofrecía entradas hasta en 10 mil pesos y seguro que los que vestían de rojo y blanco pensarán que ha sido el dinero mejor gastado en su vida.

Hicieron su papel al grado de sacar de sus casillas a jugadores como Nahuel Guzmán que no paró de hacer gestos y ademanes con el global 4-2 en contra. Cada pique de Alan Pulido era empujado por el grito de más de 40 mil personas que esperaron 10 años para ver a su equipo bañarse de gloria.

El hasta antes de este partido campeón pegó patadas, jalones y gritos. En la serenata los empujaron 3 mil, en el estadio más de 40 millones como dice Matías Almeyda lo gritaron. La malaria acabó, Chivas es el nuevo campeón del futbol mexicano.

GPE