Chelito, de cuna rojiblanca a la selección nacional

Ángel Záldivar vive un sueño, con menos de 20 partidos en Primera División se ha ganado la oportunidad de ir a dos partidos oficiales con la selección mexicana

Ángel Zaldívar siempre ha estado ligado al club rojiblanco
Ángel Zaldívar siempre ha estado ligado al club rojiblanco (Especial )

Guadalajara

¿De quién fue el gol? “Del Chelo, otra vez”, responde una mamá orgullosa, respondiendo a los cuatro vientos el nuevo tanto de un niño de 16 años.

El olfato goleador de Ángel el Chelo Zaldívar se veía desde los 15, siempre en el ataque, siempre de nueve de área, siempre hermanándose con el gol.

El apodo le viene porque le encontraban cierto parecido con el Chelo Delgado y así desde las básicas del Rebaño muchos técnicos se hicieron campeones con sus tantos, siempre asistido por el Charal Cisneros por la izquierda y por la derecha la Chofis López, de hecho la delantera titular del Rebaño Sagrado, era la misma de la Sub 17 y la Sub 20.

Zaldívar es un centro delantero nominal, un nueve de área, que era de los mejores de su categoría y eso le significaba que los fines de semana podía ser balonero del primer equipo. Regresando rápido los balones para que Bofo asistiera a Omar Bravo, quien era su ídolo y después gracias al futbol le peleó el puesto y terminó por ganárselo al histórico delantero mochiteco.

Zaldívar es un elemento formado de toda la vida con Chivas, hay fotos de él desde los 10 años en Verde Valle, en La Gigantera, jugando Copa Chivas, siguiendo todos los procesos de la selección mexicana, perdiéndose los Juegos Olímpicos a petición de Matías Almeyda, quien le tiene una fe tremenda.

El Chelo ha logrado este sitio en Chivas con base en goles, siempre anotando en todas las categorías inferiores, siendo líder de goleo en la Sub 17, en la Sub 20, jugando en la Segunda División del Rebaño, alcanzando la titularidad en la Primera División con el Rebaño.

Zaldívar lleva tres goles en lo que va del certamen, que han servido para que el Rebaño sume puntos que lo tienen en la pelea.

El Chelito en este momento vive un sueño, con menos de 20 partidos en Primera División se ha ganado la oportunidad de ir a dos partidos oficiales con la selección mexicana. Su historia ha sido siempre en rojo y blanco y ahora se tiñe de verde.

SRN