Superar al América, su objetivo

En su presentación oficial, Juan Manuel Herrero quiere devolverle la grandeza al Rebaño; afirma que tienen un equipo más creativo que las Águilas.


El nuevo presidente deportivo del Rebaño se fijó una meta muy alta.
El nuevo presidente deportivo del Rebaño se fijó una meta muy alta. (Chema Martínez)

Guadalajara

Apenas tomó la presidencia deportiva del Guadalajara y Juan Manuel Herrero tiene claros sus principales objetivos: devolverle a Chivas protagonismo, títulos y superar lo antes posible al América en este rubro. En su presentación oficial ante los medios de comunicación, el nuevo directivo rojiblanco reconoció que en su mente está el hacer del Rebaño el equipo más ganador del país; incluso, cree que en este momento su plantilla tiene más argumentos para apoderarse de la doceava estrella que el equipo que recién tomó Antonio Mohamed. “Cuando entro a una competencia entro a ganar, no entro a participar; si entro con la mentalidad de participar soy un mediocre. Este equipo tiene que entrar a ganar el torneo y evidentemente al ganar el torneo ya vamos uno arriba (de América). En los trabajos que hace uno de pronto es bien complicado fijar metas y objetivos, y uno tiene muchas metas y objetivos, pero aquí está bien fácil, sólo hay un objetivo: ser campeón. En otros equipos quieren estar a media tabla, calificar a la Liguilla, aquí no, aquí hay que quedar campeón, es la única meta que tiene el equipo y la que pretendo infundir. “Tenemos un equipo mucho más alegre, con mucha más habilidad, con mucha más creatividad que lo que actualmente es el América. El América tiene un equipo más sólido, muy bien estructurado, con jugadores hechos, con pocos jóvenes, me refiero a debutantes o pocos partidos, están más consolidados, nosotros estamos en vías de la consolidación”, externó.

El nuevo presidente deportivo del Guadalajara aseguró que no levantar la Copa en el próximo Clausura 2014 sería un fracaso, descartando así tener algún temor a los problemas de descenso.

“No ser campeón es un fracaso. Yo vine a que Chivas sea campeón y si no se logra no cumplí la meta, entonces que me valoren. No, por ahí no vamos a pasar (descenso), vamos a hacer todo para ser campeones, este equipo no puede pensar en otra cosa más que en ser campeón y tenemos las herramientas para ser campeones, esa es la única forma en que vemos nuestra participación en el torneo”.

Si bien no tuvo nada que ver en la llegada de hombres como Pereira, Rodríguez, Castro y Bravo, o en la salida de Ponce, Fabián y Miuel Sabah, desde este momento asume la responsabilidad del éxito o fracaso rojiblanco.

“En cuanto a la responsabilidad, yo la asumí con gusto aunque no haya decidido los refuerzos. Tengo que asumir las bondades y consecuencias de un puesto como este. Al tomar el puesto, independientemente de que haya definido o no quienes llegan, yo asumo esas consecuencias”.