Ronaldinho se roba el show en Guadalajara

Más de 37 mil aficionados presenciaron el debut de Dinho en la Liga.  


Ronadinho y Sinha
La magia de Ronaldinho surtió efecto de manera inmediata. (Mexsport)

Guadalajara

Por un día el Estadio Omnilife se convirtió en gallinero, 37 mil 288 aficionados fueron testigos este domingo de la magia y clase de Ronaldinho, todos querían observar al astro brasileño y éste les respondió con gol, asistencia y show. Querétaro logró un contundente triunfo de 1-4 sobre el Rebaño en el debut de Dinho.

El efecto Ronaldinho era evidente desde las inmediaciones del Estadio. Como nunca antes las playeras de Querétaro con el número 49 eran las más solicitadas. Los colores azul y negro inundaron la explanada del inmueble.

La reventa y ni los altos costos del boletaje ahuyentaron a los tapatíos de presenciar el debut de Dinho en la Liga.  Desde su aparición en el terreno de juego el brasileño acaparó los enfoques de las cámaras, no así los aplausos pues fueron pocos los que notaron que ya calentaba.

Al momento de saludar a su rival, el atacante queretano abrazó de manera efusiva a Fernando Arce, quien lo correspondió. La magia de Ronaldinho surtió efecto de manera inmediata.

Al minuto 4 inició un ataque que terminó con penal a favor de su equipo y la expulsión de Carlos Salcido al evitar el gol con la mano. La falla ante Tigres a media semana no le importó. El campeón del mundo tomó la pelota. En medio de abucheos y aplausos, Dinho marcó su primer gol en México al engañar a Toño Rodríguez con un derechazo colocado al poste izquierdo. El astro festejó con sus compañeros y bailó con alegría cerca del banderín.

El 49 queretano asumía el rol de liderazgo. Gritaba y ordenaba a su equipo. La afición del Rebaño comenzó a abuchear cada acción de Dinho y esbozó un ligero apoyo con el grito de “Chivas, Chivas, Chivas”.

Los seguidores rojiblancos no perdonaron la gran falla que tuvo Aldo de Nigris frente a Édgar Hernández, y eso lo demostró con un sonoro abucheo al momento de que abandonó el terreno de juego por lesión.

Cada esférico que Ronaldinho tocaba imprimía su gran calidad. Es claro que ya no tiene la misma velocidad y potencia de hace una década en el Barcelona, pero la magia en sus botines continúa intacta.

Cerca del final del primer lapso levantó a los presentes de sus asientos al intentar una media chilena dentro del área; su disparo se fue por encima. Ronaldinho dejó constancia de ser un crack mundial al 69 de tiempo corrido. El queretano, en las afueras del área, filtró una esférica entre toda la zaga rojinegra como lo hizo tantas veces con el Barcelona; su trazo dejó completamente solo a Camilo Sanvezzo y éste colocó el 0-2 de la tarde.

William da Silva y Othoaniel Arce cerraron con broche de oro el gran debut de Dinho al marcar la tercera y cuarta anotación de Gallos.  Ronaldinho abandonó la cancha al minuto 77 en medio del respeto de los 37 mil 288 aficionados que lo fueron a observar al Omnilife.