Resguardan el Omnilife

Policías del estado, de Zapopan, Fuerza Única, y seguridad privada rodean el inmueble; del mismo modo, desde el ingreso, uniformados revisan a cada uno de los vehículos.

Guadalajara

El Omnilife ya es un bunker. A cinco horas de que inicie el Clásico Nacional entre Chivas y América, el inmueble  rojiblanco está plagado de policías tanto estatales, de Zapopan, elementos de la Fuerza Única, Protección Civil, y seguridad privada resguardan a los asistentes para evitar actos violentos como los que se presentaron el fin de semana en el estado Jalisco.

Tal y como lo adelantó el fiscal general del estado, Luis Carlos Nájera, se efectúa un operativo sin precedentes en torno al Clásico Nacional. Desde el ingreso a las inmediaciones del estadio, uniformados estatales revisan a cada uno de los vehículos.

Con la intención de que no ingresen artículos prohibidos; ningún aficionado accede si no presenta su respectivo boleto.

Ya en la explanada del Omnilife, se observan policías por todos lados y antes de llegar a los torniquetes de ingreso, existen un par de filtros donde nuevamente uniformados estatales revisan a los aficionados previo a su ingreso.