Regresan barras al Omnilife sin instrumentos

Grupos de animación al Club Guadalajara llegaron al recinto cantando y tocando pero las autoridades les impidieron el acceso de los instrumentos musicales.


Aficionados a su llegada al estadio Omnilife.
Aficionados a su llegada al estadio Omnilife. (Cortesía)

Guadalajara

Previo al partido entre Chivas y Santos Laguna, las barras del equipo tapatío llegaron al recinto acompañados de la murga, globos y cánticos, pero su ingreso al inmueble sólo se dio sin las tarolas, tambores y trompetas bajo el custodio de los elementos de seguridad. 

Ante su presencia, las fuerzas de seguridad retenían metros antes de llegar las caravanas al punto de acceso, para cercarlos y advertir a los “barristas” que no se les dejaría pasar al interior del inmueble los instrumentos musicales por más que los aficionados negociaron, sus objetos terminaron en el área de paquetería del inmueble. 

Aunque llegaban en grupos mayores de cien, al llegar al filtro de las autoridades muchos se dispersaban y quienes terminaban siendo custodiados hasta la puerta de la cabecera eran unos cuantos. Ya dentro la cabecera juntó a los aficionados, quienes alentaron a su equipo. 

Por su parte, el equipo del Santos tuvo apoyo de unos ochenta aficionados que lanzaban contras a la porra local que se encontraba en la esquina de la misma cabecera.