Ramón Morales, se va pero regresará

El ex capitán del Rebaño se va con la idea de buscar una oportunidad en el Ascenso. 

Morales Higuera no oculta el deseo de dirigir al equipo de sus amores en un futuro.
Morales Higuera no oculta el deseo de dirigir al equipo de sus amores en un futuro. (Mexsport)

Guadalajara

No es un adiós, sino un hasta luego. Ramón Morales ha dejado de pertenecer al Guadalajara, poniendo fin a su etapa como técnico de fuerzas básicas. El ex capitán rojiblanco decidió renunciar con la idea de buscar una oportunidad en el Ascenso. 

Morales Higuera espera seguir creciendo fuera de Verde Valle, pues en un futuro no oculta el deseo de dirigir al equipo de sus amores. 

“Es una decisión mía, nadie me hizo de lado, al menos no me sentí así, simplemente es el momento de buscar nuevos retos. Como sabrán, el torneo pasado había una posibilidad de ir a Coras, pero por cuestión del reglamento lamentablemente no me pude ir, necesito no estar registrado en un equipo para buscar algo más. 

“El tiempo que estuve en fuerzas básicas fue de mucho provecho, me siento seguro, confiado de lo que soy y de la capacidad que tengo, busco cosas más arriba, ampliar esa experiencia que he tenido como entrenador y por eso tomé la decisión, porque en un futuro quiero volver a dirigir a Chivas”, expresó el michoacano en entrevista a La Afición Radio.

El ex capitán del Rebaño se va del redíl tranquilo, aunque le hubiera gustado haber dirigido al primer equipo de Chivas en otras condiciones, y no en un par de iterinatos. 

“Me tocó dirigir dos partidos, lamentablemente no pude tener entrenamientos para poner una idea, fueron muy rápidos, pero al final fue experiencia y sea buena o mala uno va aprendiendo. Con las fuerzas básicas aprendes a cómo manejar un grupo de jóvenes que tienen sus sueños e ilusiones, y también es parte de una formación de cómo debo de ser y ejecutar un grupo en base a honestidad y trabajo”.

Como ex jugador y aficionado, el michoacano se siente tranquilo con el proyecto deportivo que hoy comanda Matías Almeyda, esto a pesar de la dolorosa derrota frente América. 

“Lo veo muy bien, el equipo ha encontrado una estabilidad, Matías está trabajando bien, le costó al principio, hubo muchas dudas, pero tuvieron la paciencia para dejarlo y al final se hizo un gran torneo, el objetivo principal del descenso Chivas va saliendo de esa situación. Encontrar estabilidad en un proyecto y dejarlos trabajar le vendrá bien a Chivas, además hay jóvenes de fuerzas básicas con mucho talento. 

“Como aficionado estoy triste, pero creo que fue una serie muy pareja, en los dos partidos, hablando del partido de ayer, sobre todo en el primer tiempo Chivas mostró su futbol, parecía que la serie estaba a su favor, que podía ganarla. Después vino el penal que lamentablemente se falla, después de ahí vino un poco de desconfianza, temor, América con su capacidad individual marca un buen gol, y a pesar de que Chivas intentó no fue de la mejor manera y un poco desordenado, pero creo que América ganó bien”. 

Sin rencores hacia Reyna 

En su par de interinatos al frente del Guadalajara, Ramón Morales se topó con un momento complicado e incómodo: cuando retiró del terreno de juego a Ángel Reyna al medio tiempo de un Clásico Tapatío frente al Atlas. 

Tras este episodio, el entonces futbolista rojiblanco calificó al michoacano como proyecto de entrenador. Esta situación no genera resentimiento en Morales, quien reveló, se quedó con la mejor imagen de Ángel en su última etapa en el Rebaño. 

“Desde el inicio tuve mucha comunicación con él (Reyna), le dije muy claro cuál era mi idea, independientemente de si soy un técnico de la sub 20 o sub 17 o primera división, mi idea como entrenador esa no la voy a cambiar, claro que busco mejorar las formas, los manejos. Fui muy claro con Reyna dos días antes de ese partido, yo veo algo que no se estaba haciendo, tomo la decisión de sacarlo, al final declaró algo que ya sabía, que yo se lo dije a él, no me molestó porque estoy armando una carrera de entrenador, y si él me vio como un proyecto eso significa algo bueno y hasta ahí quedó. 

“Después en esta parte final, este torneo con la sub 20, Reyna iba a entrenar con nosotros y siempre hubo un respeto, debo de reconocer que llegó con una buena actitud, siempre a los entrenamientos, entrenando bien e inclusive ayudando a los chavos, le exigía y él lo llevaba a cabo”.