Hoy yo soy el villano: Omar Bravo

El capitán rojiblanco asegura que cambiará los abucheos por aplausos, después de fallar un penal esta tarde. 

Con 131 goles en su haber como rojiblanco, un penal fallado no parece incomodar demasiado a Bravo.
Con 131 goles en su haber como rojiblanco, un penal fallado no parece incomodar demasiado a Bravo. (Mexsport)

Guadalajara

Con la serenidad propia de un hombre de experiencia, Omar Bravo cargó con toda la responsabilidad luego de que Chivas no pudiera vencer a Xolos de Tijuana. Sin ocultarse tras fallar un penal que hubiera significado la victoria, el capitán rojiblanco salió del vestidor para colgarse la etiqueta de “villano”.

El cargo que Bravo decidió asumir no es poca cosa; Chivas no conoce la victoria luego de medio torneo y la gente cada vez se mete más con él y sus compañeros, sin embargo, el mochiteco asegura que cambiará los abucheos por aplausos. 

“Hoy me toca ser el villano, es parte de esto. Los abucheos los voy a cambiar por aplausos, puedo con eso y más. Después, en el análisis del juego, pues fuimos un equipo completamente dominador, fuimos amplios dominadores y esa es la verdad. No hay bajón, claro que no, hay que seguir insistiendo. Los comprendo (los abucheos), es parte del juego y eso no significa que yo deje de insistir o mucho menos”. 

Con 131 goles en su haber como rojiblanco, un penal fallado no parece incomodar demasiado a Bravo. Durante el juego, cuando comenzaron a abuchearlo, pidió a su afición que lo hiciera con más fuerza; “hay que saber tragar tierra”, explicó el sinaloense a su salida del inmueble. 

“Se quedan los que dejan de insistir, no por este penalti dejaré de insistir, menos junto con mi equipo. De esto tiene el futbol, hay que saber tragar tierra y los abucheos que vengan todos, puedo con eso y más”. 

Al sonar el silbatazo final, el artillero fue el primero en dirigirse al vestidor. Aunque notoriamente molesto, en su caminar hacia el túnel miró a la tribuna y con la mano se apuntó para asumir toda culpa.