Néstor de la Torre justificó la salida de Reyna

Descartó que el jugador haya protagonizado un acto de indisciplina.

El estratega rojiblanco reconoció que su jugador se equivocó al dejar a su escuadra en inferioridad numérica.
Ángel Reyna fue enviado al conjunto de la Tercera División. (Especial)

Guadalajara

El presidente del Guadalajara, Néstor de la Torre, explicó la serie de motivos que obligaron a la directiva a separar a Ángel Reyna del primer equipo y enviarlo al conjunto de la Tercera División.

El directivo rojiblanco manifestó que fueron varios los puntos del reglamento que Reyna no cumplió, aunque descartó que haya protagonizado un acto de indisciplina.

"Son varios objetivos que compartimos y queremos que el grupo esté comprometido, y el que no esté al 100 por ciento no iba a seguir. Aquí tenemos que estar todos metidos y nadie nos va a sacar si no estamos juntos, si estamos todos concentrados y haciendo nuestro mejor esfuerzo en todos los sentidos: vida privada, vida social, entrenamientos, cuidados personales, sería enumerar varios, pero diría que el no compartir esas cosas que hasta a veces se vuelven obvias nos hace tomar esta decisión.

"Estamos decidiendo esto por no compartir objetivos grupales, nosotros tenemos claridad con un reglamento con lo que estamos pretendiendo de cada uno de los jugadores, cuerpo técnico y diferentes áreas y staff", expresó.

De la Torre Menchaca lamentó que el delantero capitalino no explote sus condiciones futbolísticas, y que nuevamente esté en el ojo del huracán.

"Es difícil, se hace todo tipo de apoyos y trabajos, no sólo con él, sino con el grupo en general. Por supuesto que las facultades de un jugador o una persona sobre un tema hay que explotarlas y llevarlas a cabo, el que no hace las cosas se hace como el que no sabe, es lo mismo".

El directivo del Rebaño reconoció que esta medida no fue tomada de la mejor manera por Reyna.

"Se le notificó, fue una notificación institucional, se platicó directamente y se le dicen las condiciones en las que va a seguir, somos muy respetuosos de los contratos, lo que estamos haciendo está bajo un reglamento firmado por cada jugador. No creo que sea agradable, fue muy institucional".