Almeyda sueña con paredes entre Orbelín y Pizarro

El técnico ve en Rodolfo Pizarro un jugador que por sí solo puede generar oportunidades de gol.

Matías Almeyda, técnico de Chivas
Matías Almeyda, técnico de Chivas. (Imago7)

Guadalajara

El armado para el Rebaño 2017 pasa de nueva cuenta por Grupo Pachuca. En los últimos años el Rebaño y la familia Martínez han hecho muchos negocios, intercambios y ventas de jugadores y al parecer la tendencia se mantiene ya que el conjunto de Verde Valle, quiere sí o sí a Rodolfo Pizarro, como la cereza del pastel del plantel de Almeyda. Este volante ofensivo es la opción, A, la B y la C del Pelado para el siguiente curso.

Almeyda y su cuerpo técnico ve en Pizarro un jugador que por sí solo puede generar oportunidades de gol, tiene claridad, sabe qué hacer con el balón en los pies y además sabe poner goles a sus compañeros.

Según un enterado desde adentro del club rojiblanco al técnico de Chivas le ilusiona juntar en el medio campo a Orbelín Pineda, junto a Pizarro, pues cree que el tema de la creación de jugadas estará resuelto con ellos dos, pues además de la claridad que tienen, ambos jugadores saben pisar el área, tienen gol y pueden ser la llave para los partidos cerrados.

Se sabe que Matías quiere contar con este jugador porque considera que son dos de los pocos jugadores mexicanos que pueden darle soluciones, pues de menos cada uno de ellos genera por lo menos tres opciones de gol y eso pretende el Pelado Almeyda, ponerlos a jugar juntos y que con su futbol destrocen muros y puedan generar puentes con sus delanteros y extremos, pues esa parte de la inspiración es la que le faltó a los rojiblancos en la recta final de este torneo y en la Liguilla donde sólo pudieron hacerle un gol al América en 180 minutos.

De entrada Pachuca parece dispuesto a negociar y un jugador que puede entrar en la transacción será Miguel Ángel Ponce, el zurdo es objeto del deseo de Javier Torrente para su León, aunque también el Chepo de la Torre lo quiere llevar al Santos de la Laguna .

Ponce tiene los días contados con el Rebaño Sagrado ya que el torneo pasado sólo jugó un partido de titular y no sumó ni 150 minutos en la cancha, por lo que el futuro del Pocho es en la Comarca Lagunera o con León donde también quieren sus servicios y pudiera facilitar la salida de Pizarro a Guadalajara.

Almeyda tiene pocas exigencias para 2017 de entrada dos, un lateral derecho que pelee el puesto a Jesús Enrique Sánchez y el otro Pizarro, a quien ve como estandarte del ataque haciendo paredes junto a Orbelín Pineda.

GPE