Aguantar el desafío: Almeyda

El técnico argentino fue presentado con Chivas de manera oficial por el dueño del club Jorge Vergara; dice que aguantará lo que sea con tal de sacar al equipo adelante 

Ciudad de México

Durante seis días ha recibido más críticas que cuando descendió con River Plate. Matías Almeyda ha sentido el rigor de la afición y los medios. El nuevo técnico de Chivas asegura que los comentarios en su contra lo fortalecen. Pide a la afición rojiblanca a apoyar al equipo este domingo en su debut ante Querétaro, que él con resultados callará los cuestionamientos.

"Me han juzgado sin verme entrenar un día, pero eso me da muchísima fuerza, creo mucho en lo que vamos a hacer y el tiempo dirá si la decisión que ha tomado esta gente es buena o mala. Nadie (en la calle) me ha dicho nada, simplemente lo que voy escuchando, pero soy muy respetuoso de la gente, cada uno es libre de expresarse, soy respetuoso en ese sentido, pero me gusta ser respetado. Si alguna vez alguien juzgó a Jesús cómo no van a juzgar a mí.

"Ha sido un poco en contra (su llegada a Chivas) por las críticas que hubo, yo los escuché a la gran mayoría estos días, soy muy respetuso de las críticas, entiendo que las puedan hacer. Yo debo demostrar con hechos, a los primeros que debo demostrar quiénes somos como cuerpo técnico es los jugadores, después los resultados harán que muchos se arrepientan de lo que dijeron y otros confirmarán lo que dijeron también", externó sinceramente.

El ex entrenador de River Plate y Banfield se deslindó de la etiqueta de salvador. Cree que con trabajo hará que despierte la grandeza del Rebaño Sagrado.

"No vengo a salvar a Chivas de que no descienda, vengo a levantar a este gigante. Vamos a necesitar el apoyo, sobre todo para los jugadores, de la gente, para que este Chivas vuelva a despertarse y sea el gigante que es y fue alguna vez, pero demostrando con resultados y ojalá sea pronto.

"No soy ni mago ni tengo la medicina del triunfo, si la tuviera la vendería y me quedaría en Argentina. Chivas tiene grandes jugadores y considero que hay muchas cosas por mejorar".

Aunque a sus espaldas se encontraban los 11 títulos rojiblancos, Almeyda no necesitaba una explicación de lo que significa Chivas en México.

"Me hubiese encantado de haber jugado en Chivas porque es un grande, es uno de los clubes que más gente tiene en el mundo, y realmente es un privilegio estar acá".

Matías, quien firmó dos años con el Guadalajara, entendió la postura de su plantel al defender al Chepo de la Torre.

"Yo no tengo que ganarme ningún grupo, yo hablo con el corazón abierto. Entiendo el cariño y el afecto que pueden haberle tenido a su ex entrenador, me ha pasado en los demás equipos, no estoy en contra de eso, pero sí quiero que se hable de aquí en adelante, lo pasado ya pasó".

Hace unos años, tras retirarse del futbol profesional, el argentino cayó en depresión y su niña en algún momento lo dibujó como un león viejo y triste. Hoy en día, Almeyda se siente fortalecido.

"Tengo todos los dientes, puedo morder, menos pelo porque vamos creciendo y se cae", finalizó con una sonrisa.