Más oportuno que nunca

Chivas llega enrrachado al Clásico Tapatío luego de un inicio de torneo difícil.


Matías Almeyda, técnico de Chivas
Matías Almeyda, técnico de Chivas (Mexsport)

Guadalajara

Luego de nueve fechas sin ganar, el Rebaño Sagrado cambió de manera rotunda por el despertar eufórico y goleador del equipo.


Al ritmo de cuatro victorias en cinco partidos, el equipo de Almeyda se está colando peligrosamente a la zona prometida.


Parecía que el equipo se le iba de las manos al argentino, pero corrió a tiempo, hizo cambios en el arco, en la delantera y el equipo se acomodó.


En las primeras ocho jornadas, los rojiblancos solo hicieron ocho goles, mientras que en los últimos cinco partidos se han despachado con la cuchara grande y han hecho 13 goles, los necesarios para estar como octavos generales peleando por un sitio en la fiesta grande.


Chivas vivía una crisis de resultados, no lograba ganar, perdonó cinco ventajas y parecía que el torneo era un fracaso consumado, pero Almeyda hizo lo necesario para equilibrar al equipo y darle velocidad a la entidad rojiblanca. La otra buena noticia para el chiverío es que está haciendo muchos goles, no como el torneo pasado cuando llegó el argentino, que ganaron tres partidos pero con resultados sumamente cortos, solo por un gol de ventaja.


Otra de las claves para que los tapatíos estén de regreso es que Carlos Peña y Orbelín Pineda están llevando rápido el balón de la zona de creación a la de definición; balones limpios a Carlos Cisneros, Ángel Zaldívar e Isaac Brizuela, que por lo regular alguno de los tres queda siempre desmarcado y frente al marco, por lo que desde el juego contra Gallos Blancos la dinámica que tiene el Rebaño es su principal arma.


Después de la victoria en Puebla, los pupilos de Almeyda no deben agrandarse o pensar que también van a golear al Atlas, pues estos partidos son diferentes, se juegan con el corazón y si Chivas quiere dar un paso contundente a la Liguilla debe salir serio el domingo, y no creer que con la camiseta van a vencer a los Zorros.


Almeyda vivirá su segundo Clásico Tapatío, donde buscará mantener el invicto, ya que el semestre pasado le ganó a los rojinegros con un gol de tiro libre de Marco Fabián, quien fue el verdugo de los atlistas antes de partir a Alemania. El Pelado entiende a la perfección lo que es este partido y, tras la derrota ante el América, buscará ganar el segundo Clásico del año y así superar la meta de los 25 puntos.