“Martínez Garza nos dejó marcados” Mariano Varela

El director deportivo del Rebaño señaló que aunque fue sólo un campeonato se quedan tranquilos, porque el equipo siempre estuvo peleando arriba.


Juan Mariano Varela recuerda sus años de jugador con Chivas cuando el dueño era Salvador Martínez Garza
Juan Mariano Varela recuerda sus años de jugador con Chivas cuando el dueño era Salvador Martínez Garza (Archivo)

Guadalajara

Juan Mariano Varela recuerda con nostalgia sus años de jugador con Chivas cuando el dueño era Salvador Martínez Garza, y dice que la relación con ese dirigente era especial, pues siempre estaba al pendiente del equipo, hoy Varela es director deportivo del Rebaño y se dice triste por la muerte del amigo Martínez Garza.

“Estoy triste con la noticia, un amigo íntimo y de Shaggy Martínez Garza (su hijo mayor), estuve siete años en Chivas y todos con él. Es una persona que nos deja marcado, como directivo era extraordinario, como persona mucho más, trajo refuerzos de gran calidad y tengo gratos recuerdos de él. Hablar del licenciado es hacerlo de muchas cosas, estoy triste, pero bendecido por haberlo conocido”.

En cuanto a los logros de esos años, Varela señaló que aunque fue sólo un campeonato se quedan tranquilos, porque el equipo siempre estuvo peleando arriba, perdieron una final más y también estuvieron en semifinales.

“Era un tipo extraordinario, tenía gente que le apoya alrededor en el tema de las negociaciones. Delegaba, pero el trato con él era espectacular, había convivencias, siempre alentando, en lo personal una gran experiencia estar estos años. Fue un tipo entregador y también logros que consiguió, el campeonato, las Súper Chivas que luego fueron eliminadas, también momentos amargos cuando se pierde con Necaxa en el 98, gratos recuerdos, es imposible nombrar tantos

Fue la primera Libertadores con él, no nos fue bien, nos tocó con el Gremio de Ronaldinho, estaba América. La memoria me falla un poco”.

¿Qué recuerdas de esos trabucos que armaba don Salvador?

“Sobre todo los primeros años, no es obligado, no siempre con el dinero se consiguen los campeonatos, pero sus primeros años se invirtió mucho. A lo mejor se pudo haber conseguido más, en el 98 queda ese sabor, al final tuvo un título y de eso me acuerdo, lo tengo grabado que salimos del Jalisco y estaba feliz, no pudimos llegar a la Minerva y nos fuimos al club”.

Sobre las anécdotas, Mariano recuerda una ocasión cuando jugaba poco y le dijo al presidente que no cobraría hasta estar bien, pero Martínez Garza le dijo que no, que Varela no era culpable de la lesión y que le pagarían íntegramente su sueldo, mostrando el lado humano que tenía el presidente.

“Era muy humano, me acuerdo una vez, nunca lo he contado. Cuando llegué tuve varias lesiones y hubo un momento en que me acerque a decir; no me pague, estoy lesionado, él me dijo: Mariano, eso es independiente, tu cobras y fue un gesto que me queda ahí, batallé los primeros años, pero me dijo que eso era independiente, por fortuna estuve siete años y de esos todos con el licenciado, fue después cuando Jorge (Vergara) agarra al equipo y salgo de la institución”.

¿Cómo fue pasar de las Súper Chivas a las Chivas flacas?

“Cada vez era más difícil, incluso la salida de Ramón Ramírez fue el detonante, se fue Claudio (Suárez) y varios. Al final la plantilla se hizo menor, pero esas figuras ya dejaron de desaparecer y fue cuando entra Jorge y su gente para adquirir al equipo”.