Miguel Fuentes, el hombre que descubrió al 'Gallo' Vázquez

José Juan Vázquez, el fichaje bomba del verano de las Chivas, luchó mucho para llegar a este momento

José Juan Vázquez
José Juan Vázquez (Mexspot)

Guadalajara

A los 22 años como muchos jóvenes de México trabajaban para llevar algo de dinero a su casa y su forma de chambear era pateando balones, encarando rivales y poniendo pases de gol. Pero un futbolista amateur por estos lares no tiene seguro nada, sólo las promesas de los dueños de los equipos.

José Juan Vázquez, el fichaje bomba del verano de las Chivas luchó mucho para llegar a este momento. Sin escaleras de plata, ni cuna de oro el Gallo la peleó y la ganó, así nos lo cuenta en una charla exclusiva el hombre que lo descubrió y que le cambió la vida. Hasta los 22 años el Gallo era extremo derecho, pero Miguel de Jesús Fuentes, ex portero de Atlas y Morelia lo convirtió en un recuperador, en un perro de caza, en el mejor contención del país. Acá está la charla con el que lo sacó del llano y le dio las armas para llegar a portar la rojiblanca.

"Él estaba jugando en una Segunda, logró el ascenso de una Tercera de un pueblo que se llama Comonfort y el anduvo por algunos equipos de Segunda y me tocó enfrentarlo cuando él jugaba con los Cuervos de Zapotlanejo y vi la calidad del muchacho y él siendo de Celaya lo invité a jugar con nosotros y él aceptó, pero él jugaba de volante por derecha o extremo con unas grandes condiciones de desequilibrio, con una potencia y en los primeros trabajos, en los primeros amistosos que llegamos a tener, le veía una gran capacidad para la recuperación, le gustaba friccionar, quitar balones, se me desordenaba en el campo por andar correteando gente y le dije que por qué iba a quitar balones y él me dijo que le gustaba eso. Entonces lo puse ahí de segundo contención y empezó a tener mucha relevancia en mis equipos, con dinámica y conseguimos el ascenso con el Celaya para jugar en la Liga de Ascenso, luego por la cercanía nos invitaban mucho a Querétaro a los interescuadras y ahí lo vio Matosas, cuando Matosas llegó a León se lo llevó como su primer refuerzo, y nosotros como Celaya al no tener una solvencia económica lo tuvo que vender al Grupo Pachuca. Vendimos al Gallo ya como contención, ganando un ascenso y el resto de la historia ya se la saben. Una gran capacidad, un gran crecimiento, el mejor jugador de México en el Mundial de Brasil. Hace rato hablé con él y me dijo que iría a Chivas y sé que será un gran referente en ese equipo".

¿Cuándo tú lo viste, fue de inmediato que dijiste este jugador puede llegar lejos?

"El Gallito como la mayoría de la gente de futbol venía de un extracto social apretado y él iba a muchos equipos donde le prometían pagarle mucho más que en Celaya, pero si en Primera División no te pagan, imagínate en la Segunda División, le prometían mucho más que nosotros, pero nunca cobraba. Le dije que viniera y que si era un peso o cinco, los cobraría seguritos. Antes de irse a León se los ofrecí a muchos equipos, pero no lo conocían y al enfrentarnos tantas veces al Querétaro de Matosas, él se lo llevó y sólo un ciego no vería la calidad del Gallito, pero al momento de ponerlo de contención marcó la diferencia, como extremo era bueno, pero de contención es excelente".

¿Qué carrera crees que tenga él con Chivas?

"Chivas es un equipo muy dinámico y muy joven, en lo futbolístico eso no le va a costar, tiene dinámica, una gran capacidad aeróbica, técnica y táctica. En cuestión del peso específico que tiene Chivas, que es de los más grandes, no le va a pesar, ya fue mundialista, es bicampeón y lo que me da seguridad es que cuando el Gallo tuvo que jugar el Mundial tuvo los pies en la tierra, la solvencia mental y emocional, y le va a ajustar y le va a sobrar para triunfar en Chivas. Él diario será el mejor en lo físico y en lo táctico, tiene mucha hambre, una gran capacidad de competencia y diario va a trabajar como si fuera su primer entrenamiento o como si fuera su último".