Ordiales, de vencer al cáncer al nuevo reto Chiva

El Director Deportivo del Rebaño derrotó a el cáncer de garganta que lo alejó de la dirección técnica de Necaxa. Ahora enfrenta un nuevo reto: salvar a los rojiblancos de la quema porcentual

Jaime Ordiales, Nuevo Director Deportivo de Chivas
Jaime Ordiales, Nuevo Director Deportivo de Chivas (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Hinchazón, tos que no para y pérdida de peso, más las afectaciones por la quimioterapia, fue lo que tuvo que soportar Jaime Ordiales, nuevo Director Deportivo de Chivas, para ganar la lucha contra el cáncer de garganta que lo afectaba.

Pero conozcamos como empezó la pelea de Jaime. Era el 2013, fungía como técnico del Necaxa y venía de tener cinco años en la Directiva del América. En la jornada 4 de ese año, dirigió al cuadro necaxista ante Lobos BUAP y sacó una cómoda victoria (3-0) en el Estadio Victoria. Más allá de los tres puntos, el técnico dirigió con grado de dificultad, pues había sido detectado con cáncer de garganta, aún así decidió dirigir ese encuentro.

El otrora jugador del Pachuca, Cruz Azul y León, entre otros, mencionó en aquel tiempo que "fue muy complicado todo". Para el siguiente duelo contra Zascatepec 1948, Ordiales Domínguez no pudo continuar y la institución necaxista expresó que no continuaría con el equipo por su estado de salud.

"Por medio de la presente se les comunica que nuestro Director Técnico y Vicepresidente Deportivo, Jaime Ordiales, será intervenido quirúrgicamente, por lo que estará ausente en el partido contra Zacatepec", explicó la directiva rojiblanca en aquel tiempo

Fue exitosa la intervención quirurgica. Después ese punto, Ordiales se sacudió de a poco la enfermedad. Comenzó su rehabilitación y decidió mirar hacia el frente. Se fue a vivir a Houston y, a pesar de la distancia, seguía ligado al cuadro de Aguascalientes como Director Deportivo, hasta que la institución hidrocálida fue vendida. Ya había pasado algunos meses y resolvió viajar a Sudamérica para seguir preparándose en la dirección técnica.

Después de su viaje a la parte sur del continente americano y ya en 2014, Ordiales recibió una oferta de un rey. No era un monarca de la antigüedad, pero sí era uno que lo que estaba a su alrededor lo convertía en oro, o al menos, en algo exitoso. El nombre de ese hombre era Víctor Manuel Vucetich y dirigía (dirige) a Gallos Blancos. 'Vuce' le ofrecío a Jaime ser su auxiliar técnico.

Y no lo pensó. Aceptó el ofrecimiento de Víctor y se sumó a la renovada directiva de Gallos Blancos. Pronto llegaron los buenos resultados, ya que el cuadro queretano llegó a la primera final de su historia, la cual presenció Ordiales en el banquillo. Aunque la perdió (global 3-5, vs. Santos), se convirtió, en poco menos de un año desde su convalecencia, en subcampeón del futbol mexicano.

Tras su paso con la oncena emplumada le viene otra oportunidad. Los cambios en Chivas le abrieron una ventana para ser Director Deportivo de la escuadra rojiblanca. Tampoco lo pensó y aceptó el ofrecimiento. 

Ahora, tras su padecimiento de cáncer de garganta, Ordiales Domínguez tendrá la Dirección Deportiva del Guadalajara y podrá presumir en su currículum como una persona que tuvo ese cargo en los dos equipos más ganadores de México. La vida le sonríe a Jaime y ello le pone la responsabilidad de librar a los rojiblancos de la quema porcentual.