En Chivas saben que es prioridad enfocarse en ellos, no en León

Israel Castro dijo que van a seguir con el buen momento y aprovechar la fortaleza de estar en casa; además comentó que es más importante pensar en ellos mismos que en el rival.


Israel Castro mencionó que no deben pensar en el mal momento de León.
Israel Castro mencionó que no deben pensar en el mal momento de León. (Cortesía)

Guadalajara

Lo principal es ver la situación del Guadalajara, no la del rival. A pesar de los contrastes entre el Rebaño y la Fiera, Israel Castro, mediocampista de Chivas, mencionó que la prioridad es preocuparse por ellos mismos y no pensar en el mal momento de León, ya que deben enfocarse en lo que han hecho bien y corregir los errores cometidos en este torneo para seguir invictos en casa y sumando. Además dio las claves que les han permitido estar en gran nivel y ubicarse en el tercer lugar general.

“Estamos pensando, principalmente, en lo nuestro, hay un análisis del rival, pero estamos enfocados en ganar, estamos en casa, hacer valer esa parte y seguir con esta racha positiva.

“Nos enfocamos en lo que estamos haciendo bien, obviamente lo que no se hace bien lo analizamos, lo trabajamos en los entrenamientos, pero el trabajo en equipo, no tirar la toalla en algún momento, pelear todos los partidos a muerte, son cosas positivas que estamos haciendo y es uno de los enfoques que tenemos”.

El mediocampista rojiblanco sabe que en caso de que Tijuana y Veracruz no ganen sus respectivos encuentros Chivas tendría en sus manos el liderato general, pero declaró que esto no es prioridad, debido a que la permanencia es el objetivo principal.

“La verdad estamos enfocados en sumar puntos para la prioridad, que es la parte porcentual, el enfoque es totalmente en esa parte, paralelamente se está dando una situación interesante, y ya veremos sobre la marcha”.

Esta mañana, Chivas abrió las puertas a su afición, misma que se dio cita al entrenamiento en el Estadio Omnilife. Cerca de 3 mil espectadores presenciaron la práctica y alentaron a sus futbolistas. Cuando los jugadores se retiraban a los vestidores, un gran sector de la tribuna, en su mayoría jóvenes, se brincó desordenadamente a la cancha para tomarse la foto y conseguir el autógrafo de sus ídolos.