"El tres a cero no se me va a olvidar nunca": Hedgardo Marín

Marín afirmó que pese a que no fue una goleada de escándalo se quedan satisfechos por lo mostrado. 


Su perfil zurdo hace que lo habiliten como lateral izquierdo, pero su fortaleza es la defensa central
Para Marín la clave de la goleada ante las Águilas fue el equilibrio. (Especial)

Guadalajara

La defensa de Chivas estuvo a la altura, ya que Hedgardo Marín se comportó tan bien que nadie notó la ausencia de Carlos Salcedo, quien se fue a la Serie A de Italia.

Marín junto con el capitán Pereira mostraron una gran versión en el Azteca y dejaron en ceros a un ataque poderoso como lo es el del América. 

"Uno trabaja para eso, para cuando te toque, uno siempre trabaja al 100 por ciento, preparado para esta oportunidad en el Clásico, que no es cualquier cosa y gracias a Dios se nos dieron las cosas y estamos muy contentos. No se me va a olvidar este tres a cero, siempre lo voy a llevar en la memoria y es un desafío grande".

Para Marín la clave de la goleada ante las Águilas fue el equilibrio, que fueron certeros en los momentos claves y además que en la parte defensiva no hubo desatenciones, por lo que los americanistas se fueron en blanco. 

"La clave fue la contundencia, que mantuvimos el cero atrás y nos comportamos bien los defensivas y que las que tuvimos las metimos y eso hay que seguir trabajando porque fallamos algunas, pero eso no importa porque fue un triunfo muy grande".

¿Cuándo te soltó Almeyda que serías titular?

"Entre semana después de la Copa me dijo vas a jugar, 'cómo te sientes', que disfrutara el Clásico y sí, se disfrutan, ya cuando van transcurriendo los minutos, pasa esa ansiedad de querer jugar, si se van dando las cosas, agarras confianza".

Pese a que el dominio del Rebaño fue tan superior que parece que el 0-3 se quedó corto, Marín afirmó que pese a que no fue una goleada de escándalo se quedan satisfechos por lo mostrado. 

"Es eso, nosotros estuvimos muy atentos atrás, sabíamos que ellos se abrirían en el segundo tiempo, la verdad fue clave, estuvimos muy intensos, nos faltó contundencia. Pudieron ser cinco, no fueron, fueron tres y nos quedamos muy contentos".

GPE