Furch arruina la fiesta del 'Gullit'; Chivas empata con Veracruz

En el que parecía un debut soñado de Carlos Peña con el Guadalajara, fue arruinado con un gol en la recta final de Julio Furch; al final Chivas y Veracruz empataron a dos goles y dividieron unidades.

Guadalajara

Mal y de malas. El comienzo del torneo para Chivas no fue el esperado. Dejaron escapar al Veracruz que jugó casi 70 minutos con un hombre menos por la roja de Peñalba.

El Rebaño no supo ganar, se dejó dos puntos, de esos que se extrañan al final de la campaña. Por un punto puedes quedarte fuera de la Liguilla. 

Chivas 2, Veracruz 2.

El primer tiempo fue una consecución de emociones altas y bajas. Como un sube y baja. Los primeros 45 minutos comenzaron con risas y festejos y culminó con dudas. Con fantasmas del pasado. A Chivas le sigue doliendo la pelota detenida. Un nuevo gol a pelota detenida.

El primer gol del curso 2016 fue obra de Carlos Alberto Peña. El Gullit de estrenó con un tanto. Omar Bravo regresa una pared a Orbelín Pineda y el de Guerrero centro, pero Calvo desvío el balón y éste le quedó pleno al Gullit Peña quien tirándose de cabeza abrió el marcador. Al minuto 15 todo era felicidad en el estadio rojiblanco.

El Veracruz se veía mermado con una doble amarilla contra Gabriel Peñalba quien, según el árbitro, el jugador argentino buscó el penalti y fingió una falta, ante lo cual el de negro sacó la segunda amarilla al jugador pampero.

El Rebaño tuvo el segundo en una contra que el Pocho Ponce definió a segundo palo y se quedaba cerca el segundo tanto. El cuadro jarocho sabía que la única manera de hacer daño sería mediante el balón detenido. Al 35 centro a segundo poste, recentraron el balón y Furch remató, pero Toño evitó el gol, pero un choque entre el argentino y el portero de Chivas dejó fuera de la jugada a Toño Rodríguez y sin marca apareció Leobardo López para igualar el pleito. El Veracruz apostó todo a una pelota detenida y le salió la estrategia y al descanso el empate en el luminoso indicaba que pese a tener un hombre menos los escualos seguían en la pelea. 

LA MANO DE ALMEYDA
Con el partido empatado y Veracruz tirado atrás el Pelado Almeyda mandó un cambio ofensivo, buscando el gol. Puso a Javier Eduardo López, como volante por la derecha, para que a la hora de enganchar le quedara la pierna a su perfil. La Chofis a los minutos de estar en la cancha le cambió la cara al Rebaño.

Se quitó a dos jugadores con un par de quiebres quedó libre para mandar la diagonal de la muerte. Centro fuerte buscando a Bravo y Alan Zamora en su afán por cortar el envío la mandó a guardar para darle la ventaja al Rebaño. 

La llave para hacerle daño al Veracruz fue la Chofis López y es que Javier Eduardo encara, tiene esa alegría para hacer ver fáciles sus jugadas, quitarse a dos rivales y quedar frente al arco. Después de una gran acción individual la fanaticada pedía penalti, pero el silbante no marcó nada. Chivas llegaba y no cercaba el partido, siempre sus tiros iban sin potencia y a las manos del arquero Melitón Hernández.

La realidad le alcanzó a Chivas al minuto 80, el Rebaño perdió una pelota en la salida y los visitantes armaron la contra que acabó en el empate. Tomaron mal parada a la defensa y el Keko Villalba asistió a Furch quien de pierna derecha venció a Toño Rodríguez quien regaló su primer poste y por ahí le clavaron el segundo de la tarde. 

Más de 60 minutos con un hombre más y el chiverío no logró hacerle daño a los veracruzanos. Un punto que sabe a poco y que acabó con un sonoro abucheo de parte de los presentes en el Omnilife. El Rebaño se deja ir dos puntos de local y a falta de 10 minutos no pudieron cerrar un duelo que en el papel parecía ganable.