La crisis de Chivas pasa por el ataque

Guadalajara no funciona la ofensiva: de siete delanteros nominales, tan solo Carlos Fierro acumula dos goles, los demás están lejos de su mejor versión

Aldo de Nigris, Omar Bravo y Rafael Márquez
Aldo de Nigris, Omar Bravo y Rafael Márquez (Mexsport)

Ciudad de México

Ubicadas en la zona baja de la clasificación (lugar 16), las Chivas viven uno de los momentos más apremiantes de su larga historia.

Con pocas posibilidades para clasificarse a la Liguilla, con un cuadro base que no funciona, pese a haber sido reforzado en el pasado mercado de fichajes, y con el Estadio Omnilife sin pesar, el Rebaño Sagrado ahora disputa una férrea pelea por mantenerse en el máximo circuito. Contra todos sus antecedentes ganadores, los rojiblancos luchan jornada a jornada por recuperar parte del prestigio perdido en la actualidad.

30.30% DE EFECTIVIDAD acumula el Rebaño Sagrado en el Apertura 2014, luego de dos victorias, cuatro empates y cinco descalabros en el torneo.

La crisis de Chivas pasa por todas sus líneas. El cuadro de Guadalajara ha recibido 13 goles en apenas 12 fechas y ha marcado 7 dianas, a pesar de tener en su aparato ofensivo más de un tipo de cuidado, a jugadores de jerarquía y que en su momento fueron fundamentales en el futbol mexicano. A los rojiblancos hoy les duele más que nunca que sus atacantes no anden finos, que no pesen y no cumplan con la responsabilidad más básica de su labor en la cancha: anotar.

Omar Bravo, Aldo de Nigris y Rafael Márquez Lugo son los arietes de mayor peso en el equipo, pero ninguno suma siquiera un tanto; el último en mención, incluso, se perdió el Apertura 2014 debido a sus constantes lesiones (ruptura de menisco de la rodilla izquierda), mismas que lo alejaron del nivel en algún momento mostrado. Los dos primeros, pese a ser figuras en la Liga MX, simplemente no se han adaptado a las exigencias de la escuadra de Verde Valle.

130 GOLES registra Omar Bravo a lo largo de su trayectoria; el delantero mochiteco es uno de los máximos anotadores en la historia de Chivas.


El resto de la plantilla nominal de atacantes en Chivas la componen Sergio Nápoles, de recién ingreso en el equipo, Jesús Sánchez, canterano, Alberto Guamerú García, también de nuevo ingreso, y Carlos Fierro, que aunque es el más joven de los delanteros del chiverío, hasta ahora es el único que ha conseguido hacerse presente contra las porterías enemigas.

El joven campeón del mundo en 2011 con la Sub 17, acumula dos anotaciones en el torneo, insuficientes para sacar a su escuadra del bache que atraviesa.

Los números bajos de las Chivas en ataque las mantienen no solo en la pelea por el descenso, también las ubican como una de las peores ofensivas del certamen.

Con siete tantos cosechados, están apenas por encima de Veracruz y Leones Negros, ambos equipos con seis conquistas en su haber. Cinco derrotas, cuatro empates y dos victorias es el resultado de una de las campañas más irregulares en la historia del conjunto rojiblanco, y no parece que en sus filas encuentre la solución a sus problemas, y menos en su delantera.

LOS PERSIGUE LA SEQUÍA

Ante la falta de un referente en ofensiva y con el equipo sumido en crisis de derrotas interminables, los focos señalan a Omar Bravo y Aldo de Nigris como los jugadores que tendrían que marcar la diferencia en la cancha. Para mala fortuna del cuadro rojiblanco, Bravo Tordecillas no anota en partido de Liga desde el 16 de febrero de este año y de Nigris Guajardo no lo hace desde el 22 de marzo. La sequía de sus goleadores es la constante y la única realidad del equipo con más títulos en la era profesional del balompié nacional.

EL ATAQUE NO FUNCIONA

Carlos Fierro / 11 jugados / 2 goles

Omar Bravo / 11 jugados / 0 goles

Aldo de Nigris / 9 jugados / 0 goles

Sergio Nápoles / 4 jugados / 0 goles

Jesús Sánchez / 8 jugados / 0 goles

Alberto García / 2 jugados / 0 goles

*Rafael Márquez Lugo / 0 jugados / 0 goles

*Lesionado