Todo sea por un boleto para el Clásico Nacional

Cerca de 2 mil boletos fueron puestos a la venta este miércoles; un par de personas fueron detenidas por ser sorprendidas revendiendo.


Guadalajara

Qué importa viajar miles de kilómetros en avión, gastar los ahorros, pedir permiso en el trabajo, hacerte la pinta en la escuela o echarle mentiras a la novia con tal de apoyar al equipo de tus amores.

Esas historias protagonizaron cientos de aficionados de Chivas este miércoles, quienes asistieron desde la madrugada a las taquillas del estadio rojiblanco para adquirir boletos del Clásico Nacional. 

Desde las 10:00 horas se abrieron las taquillas en lo que fue el único día de venta al público general, ya que el pasado lunes fue venta exclusiva para poseedores de Chivabono. 

Largas filas inundaron la casa del Rebaño. Las labores cotidianas quedaron para otro momento, ya que lo más importante era asegurar su lugar al duelo de este jueves por la noche. 

Decenas de personas pernoctaron durante la madrugada de este miércoles sin importar el hambre, la sed o el sueño. Pero como era de esperarse la reventa hizo de las suyas, aprovechando la poca seguridad que existió para meterse en la fila y formarse nuevamente para adquirir más boletos, provocando algunos gritos y reclamos. Un par de personas fueron detenidas por ser sorprendidas revendiendo. 

Cerca de 2 mil boletos fueron puestos a la venta este miércoles, aunque sólo se vendieron de la parte baja, que rondan los 750 pesos hasta mil 500; los más baratos, los de 350 pesos ya se agotaron. En la reventa, los primeros eran ofrecidos en mil 250 pesos. 

Se espera que por la tarde la directiva de Chivas anuncie el boletaje agotado, asegurando así el lleno este jueves por la noche.