Chivas sigue sin ganar y empata a dos goles con Tigres

Los goles del encuentro por parte de los locales fueron obra de Orbelín Pineda, al minuto 28, y de Carlos Cisneros, al 72. El paraguayo Fernando Fernández, al 56, y el brasileño Rafael Sóbis lo hicieron por los regiomontanos.

Guadalajara

El partido estaba tan bueno que Gignac tenía un sitio privilegiado en el Omnilife para no perderse ni un segundo de los incidentes del juego. El francés, el mejor jugador del semestre pasado no vio acción y desde la primera fila de su palco veía el juego de los Tigres con la mano derecha en el mentón. Sin André-Pierre Gignac pierde lustre, alcurnia y se vuelve un equipo vulnerable. 

El Rebaño de Almeyda da espectáculo, juega alegremente al ataque, pero no gana. Tercer juego consecutivo en que le sacan una ventaja, pero hoy más que nunca se vio a un equipo que carece de gol, que le faltan ideas y le sobran ganas. 

Chivas 2, Tigres 2.

El primer lapso fue peleado, cerrado, con dos equipos que buscan el arco enemigo pero con diferentes armas. Mientras que Chivas apuesta todo al juego en equipo y atacar por bloques, los Tigres, el subcampeón de la Libertadores, cuenta con la mejor nómina del futbol mexicano y generaba peligro por medio de sus individualidades. 

El Rebaño buscó mediante la bola detenida hacer daño. Primer aviso de Deditos López quien disparó al pecho de la barrera visitante, a los pocos minutos llegó el primer gol de la tarde. 

Raúl López cobró y su tiro fue contenido por Nahuel Guzmán quien se equivocó al querer tomar el balón, que llevaba mucha fuerza, lo desvió y el esférico dio en el poste para quedarle la pelota muerta a Orbelín Pineda para hacer el gol de la diferencia. Ventaja para unas Chivas que hasta ese momento eran mejores que los Tigres. Por tercer partido consecutivo el Rebaño se iba al frente en el luminoso. 

Dos goles en tres minutos 

La diferencia entre planteles es abismal. Mientras Chivas tuvo en los pies de Carlitos Cisneros el segundo gol de la tarde, los felinos cuentan con hombres que en un segundo te cambian el rumbo del partido. Al comienzo del segundo lapso el Gullit Peña presiona en la salida, roba el balón y el esférico le quedó a Cisneros, pero el juvenil de Chivas no supo qué hacer con el balón y disparó al cuerpo de Nahuel Guzmán. El Rebaño se perdió el gol de la confianza, para matar el partido y esa acción de Nahuel le dio vida a los visitantes. 

La calidad individual de los felinos salió a lucir con el gol del empate. El Conde Pizarro entró al área y centró para el Quesos Fernández quien ante la marca de Salcedo remató de taquito para vencer a Toño quien esperaba un remate cruzado. Un golazo, un lujo dentro del área chica le daba la igualdad a los norteños. Pero a los dos minutos llegó el segundo tanto de la visita. Pared larga entre Fernández y Sobís quien abusó del Abuelo Basulto quien fue un espectador en esa jugada y sobre la salida de Toño Rodríguez el brasileño la mandó a guardar con sutileza. Basulto perdió la marca feo y el amazónico definió sin problemas.

De poder irse 2-0 el Rebaño se veía en desventaja por primera vez en el certamen y ahora tocaba apelar a una remontada heroica para conseguir el primer triunfo del curso. 

Al 73 el Rebaño aprovechó un error de Hugo Ayala, y tras una serie de rebotes en el área chica de Nahuel Guzmán Carlos Cisneros llegó para empujar el balón e igualar el pleito en el Omnilife. 

Tras la igualdad el Rebaño tuvo el gol del gane, pero Zaldívar no pudo conectar el balón y se perdió el tercer tanto, el de la victoria. El canterano se pasó y su remate se fue a las nubes. 

Al final, nada para nadie, un empate que sabe a poco, pero que para la porcentual sirve para sacarle ventaja a Dorados en el tema porcentual. Chivas ilusiona a la tribuna, pero se olvidó de ganar.