El Rebaño golea a Rayados y sigue candente la porcentual

Chepo sigue invicto como local, tres empates y tres triunfos desde su llegada con los rojiblancos.


Aldo de Nigris celebra su anotación en contra de Rayados.
Aldo de Nigris celebra su anotación en contra de Rayados. (Mexsport)

Guadalajara

Chivas está vivo. El Rebaño late y el Omnilife es una muralla donde nadie gana desde septiembre. El Chepo de la Torre se la jugó con De Nigris y el liderazgo del regio le abrió la puerta a la tarde más feliz en años para el Chepo y le endilgan una goleada terrible a Rayados y deja en mito el factor Mohamed. El Rebaño se aferra a la vida. 

Chivas 3, Rayados 0.
El momento de Aldo de Nigris. En la semana el regio le declaró a La Afición que estaba apto para jugar, para volver al sitio que le pertenece. El delantero de Chivas habla y lo hace con goles.

Al medio tiempo Aldo ya tenía en ventaja al Rebaño en un partido sordo, peleado, de mucha lucha y poco futbol.

El Rebaño lo intentó de pelota detenida, tuvo tres tiros libres y los tres a las nubes, ninguno al arco.

Los Rayados no podían penetrar a la defensa de Chivas y al medio tiempo se fueron sin generarle problemas a Luis Michel.

El gol de los tapatíos fue un centro pasado del Deditos López que no puede cortar nadie y le queda pleno a De Nigris quien de cabeza marcó el gol, sin marca frente a Jonathan Orozco. El factor del regio sigue dando resultados positivos en pro del Rebaño.

Para el segundo tiempo Mohamed mandó toda la carne al asador con elementos de ofensiva como Omar Arellano y Edwin Cardona, todo por el empate, pero le salió mal la jugada al Turco porque Stefan Medina se fue expulsado por doble amarilla y de inmediato llegó el gol.

Con un hombre más el Rebaño abrió la cancha y en un cambio de frente Salcido buscó a Fabián quien centro de zurda sobre la marcha para el Deditos López quien remató al fondo del arco para vencer a Martínez.

El segundo gol mató a los Regios, los dejó sin oportunidad y le da tres puntos de oro a los tapatíos, pero aún faltaba la cereza del pastel.

Al 85 llegó el tercero de las Chivas y el tercero de cabeza para los tapatíos, tiro de esquina que Carlos Salcedo conecta para vencer al portero Rayado y culminar una tarde perfecta de goleada en el Omnilife.

Chivas se aferra a la Primera División y sueña en grande y Chepo sigue invicto como local, tres empates y tres triunfos desde su llegada con los rojiblancos. Nadie sale vivo de aquí.