Chivas culmina con 409 minutos de sequía goleadora

Carlos Fierro, quien anotó dos goles, reconoció que se han despojado de un gran peso de encima.


Chivas vence a Leones Negros
Esta tarde Chivas venció 3-0 a Leones Negros. (Mexsport)

Guadalajara

El efusivo festejo de Carlos Bustos en el segundo y tercer gol ante UdeG era reflejo de lo que se vivía al interior del vestuario de Chivas. Conseguir la primera victoria en casa del torneo, culminar con 409 minutos de sequía goleadora y el estreno de los atacantes en la persona de Carlos Fierro (doblete) cerraron con broche de oro una actuación redonda de los rojiblancos.

El Güero Fierro reconoció que se han despojado de un gran peso de encima. El sinaloense manifestó que el triunfo inyectó de confianza a un grupo que ya comenzaba a menguar.

“Fue un triunfo muy importante en el tema porcentual, para  seguir avanzando, en la tabla mejoramos, afortunadamente ganamos porque ya necesitábamos un golpe de confianza. Es algo que necesitábamos, ganar sí o sí, para escalar en la tabla, sabíamos que la gente no estaba de nuestro lado, es normal, no habíamos ganado, hoy lo hicimos y retomamos confianza por el gran partido y esperamos que la gente esté de nuestro lado”, manifestó.

Los más fortalecidos de este triunfo, en palabras del campeón del mundo sub 17, son los atacantes del Guadalajara, quienes se encontraban en blanco hasta el duelo de este domingo ante Leones Negros.

“Las oportunidades estaban, habíamos fallado, no habían entrado por x o y, pero afortunadamente hoy cayeron tres, liberamos un poquito (la presión) y este resultado nos da confianza a los delanteros. Es algo que se libera, nos da mucha confianza a los que jugamos arriba y esperamos que entren los goles como sean”.

El efusivo festejo de la afición rojiblanca, producto de sus goles, fue una sensación inexplicable.

“Es muy bonito (hacer dos goles), es una adrenalina muy grande, mucha motivación anotar, los pudo anotar cualquiera, hoy nos tocó hacer dos y esto es de equipo, no de uno solo. Para nada (exijo titularidad), mi entrenador sabe quien juega y en qué momento hace los cambios, yo estoy agradecido con jugar cinco o diez (minutos), yo siempre voy a aportar al equipo y me haré presente arriba”.