La inoperancia de los refuerzos de Chivas

Carlos "Gullit" Peña llega a Chivas con la esperanza que otros: la de ser referente y ayudar al equipo tapatío a mantener la categoría

Carlos "Gullit" Peña
Carlos "Gullit" Peña (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

La llegada de Carlos Peña a las filas del Rebaño Sagrado causó eco en toda la afición y el futbol mexicano; llega como figura, participe de un bicampeonato con la fiera, además de de ser material de Selección Nacional.

Las expectativas que se tienen en este jugador son altas, pues es de calidad probada, con gran proyección hacia la ofensiva, pero ¿Es realmente una solución para la causa rojiblanca?, la pregunta lejos de ser ociosa está basada en casos recientes; el rendimiento de algunos refuerzos de Chivas en los últimos años deja mucho que desear.

Repasamos algunos los últimos refuerzos del Guadalajara que no han logrado afianzarse en el club, además cabe resaltar que éstos han sido algunos de los fichajes más caros en la historia de la institución, por lo que no han rendido en el campo como se esperaba en relación a su precio.

Un "Conejito" decaído

Isaac Brizuela llegó para disputar el Clausura 2015 con la misión de dar una cara distinta al ataque rojiblanco, pero la encomienda parece haberle quedado grande. El Conejito no ha podido afianzarse en la delantera, ha dado buenos juegos a cuenta gotas.

El jugador, que provino del Toluca, cumple un año de haber llegado Guadalajara, tuvo costo de 6 millones de dólares y durante ese lapso no ha podido ganarse a la afición, pues incluso bajo el mando de José Manuel de la Torre arrancaba de titular, pero su rendimiento no fue el optimo, lo que lo relegó a la banca a disputar solo los encuentros de copa.

¿Un Ángel o un demonio?

Ángel Reyna es un elemento que la afición rojiblanca esperaba desde finales de 2012, pero el deseo se materializó para encarar el Apertura 2014; luego de una mala racha con Veracruz en el torneo previo a su llegada, pues no había marcado un solo gol en los 823 minutos que jugó, la directiva anunciaba a Reyna con fanfarrias.

Entre lesiones, indisciplinas y bajo rendimiento en el campo de juego, Reyna está lejos de ser un emblema del Rebaño Sagrado. Si bien su costo fue de 2 millones menos que el fichaje de Isaac Brizuela, su rendimiento ha sido aun menor.

Como ejemplo, durante el torneo que está por culminar, Reyna solo juego el partido inicial contra Veracruz; participó 20 minutos, y a eso se limitó su presencia en el campo durante este Apertura 2015, inclusive fue relegado a una categoría inferior.

La esperanza regiomontana

Ante la falta gol por parte de Chivas, Aldo de Nigris proveniente de Rayados de Monterrey, llegaba para atender ese problema pero sus números no lo respaldan y mucho menos logró hacerse de un lugar en las filas tapatías.

De Nigris le costó a Jorge Vergara 5 millones de dólares y durante su estadía con el club, consiguió únicamente 8 tantos durante los 5 torneos que estuvo bajo los colores rojiblancos. Su cosecha fue poco más de un gol por torneo, un promedio bajo para un delantero y sus antecedentes goleadores con Rayados. Para el Apertura 2015, regresaba a Monterrey, club con el que ha tenido los mejores momentos de su carrera.